Amenaza de muerte a su pareja porque ella "tenía que ser su mujer por las buenas o por las malas"

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a un varón de 37 años por un delito de violencia de género. Además, amenazó y llegó a golpear el coche y a los agentes que le custodiaban.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Salamanca a un hombre de 37 años, con las iniciales I.M.H. y con antecedentes por violencia de género, por amenazar de muerte a una chica y su pareja porque ella tenía que"ser su mujer por las buenas o por las malas".

  

Además, en el traslado a los calabozos por parte de una patrulla, el detenido también amenazó y llegó a golpear el coche y a los agentes que le custodiaban.

  

Según han informado fuentes de la Comisaría Provincial a Europa Press, sobre las 00.30 horas de este lunes los agentes acudieron al lugar de los hechos porque una mujer alertaba de haber sufrido amenazas de muerte, al igual que su actual pareja.

  

Presuntamente, el autor de los hechos había amenazado, tanto a ella como a su actual pareja, con que los iba a matar, utilizando las escopetas que tenía en una finca.

  

Cuando los agentes dieron con el paradero del presunto autor de las amenazas, y al ser preguntado por los hechos, respondió que "esa chica iba a ser su mujer por las buenas o por las malas".

  

Por tales hechos, los policías procedieron a su detención para llevarle a dependencias de la Comisaría, y, si bien en principio no opuso resistencia, una vez que montó en el vehículo policial comenzó a insultar gravemente a los actuantes, al tiempo que daba cabezazos contra la mampara del coche.

  

Una vez llegaron a las dependencias policiales y, debido al estado de agresividad que presentaba el detenido, los agentes solicitaron el apoyo de más compañeros para su ingreso en los calabozos.

  

Entonces, al bajarlo del vehículo, el detenido se abalanzó sobre los funcionarios e intentó dar cabezazos y patadas a los mismos, quienes lograron reducirlo, tras caer al suelo con él, y conducirlo hasta los calabozos, donde continuó amenazando de muerte e insultando a los policías.

  

El detenido suma tres detenciones por malos tratos físicos en el ámbito familiar, dos por resistencia o desobediencia y atentado agentes de la autoridad, dos por daños, uno por lesiones, uno por robo y uso de vehículo y dos por reclamaciones judiciales.

  

Según han informado fuentes de la Comisaría Provincial de Salamanca, la mujer víctima de las amenazas ya había denunciado con antelación al mismo hombre por hechos similares.