Álvaro de Arriba, séptimo en la final de los 800 del Europeo

El atleta salmantino Álvaro de Arriba ha cumplido en su primera gran final internacional con un séptimo puesto que confirma por completo sus aspiraciones para ir a los Juegos Olímpicos de Río.

Álvaro de Arriba ha sido séptimo en la final de los 800 metros del Campeonato de Europa de atletismo, en la que ha sido su primera participación en un gran evento absouto con la selección española, sorprendiendo a todo el mundo plantándose en la final. El mediofondista salmantino ha marcado un tiempo de 1.57:58 en línea de meta en una carrera que ha ganado el polaco Adam Kszczot, que defendía título continental.

 

De Arriba ha pagado el esfuerzo de estos días en una carrera que salió a un gran ritmo, justo lo que menos le convenía al joven salmantino después de haber disputado tres pruebas en sólo cuatro días. El holandés Kupers se encargó de poner ritmo a la prueba para intentar frenar a los polacos, y esto le sentó fatal al salmantino que fue casi siempre a cola. En la última contrameta se desataron las hostilidades con un duro ataque de Kszczot que rompió la carrera, mientras De Arriba sólo podía adelantar a Giordano Benedetti para ser séptimo.

 

Con todo, un buen resultado porque el salmantino ha cumplido más que de sobra con plantarse en la final, un hito para el atetletismo local. Su rendimiento añade un motivo más para pensar que tiene el billete de los Juegos Olímpicos a su alcance: finalista del Europeo y con mínima olímpica, sólo le falta tener una buena actuación en el Campeonato de España. Redondearía así una temporada en la que ha logrado el récord de España de 500 en pista cubierta, ha hecho medallas en invierno con los absolutos y los promesa, ha acudido al Mundial indoor en Portland, ahora al Europeo, ha hecho marca personal.

Álvaro remontó en los metros finales para acabar séptimo, combativo hasta el final