Álvaro de Arriba, ganar o correr para estar en la final del Mundial

Álvaro de Arriba, en una foto de su twitter ya en Portland.

El mediofondista salmantino parte en la primera serie de los 800 metros: tiene que ganar para asegurarse la clasificación o lograr uno de los mejores tiempos si no lo hace.

Llegó la hora de la verdad para Álvaro de Arriba. El mediofondista salmantino, una de las sensaciones de la temporada invernal, toma la salida en su primera competición Mundial (y casi su debut absoluto, sólo ha vestido la roja en los Iberoamericanos de 2014) con el ambicioso objetivo de entrar en la final. De Arriba parte en la primera serie de las tres que se disputan (21.55 horas, en TDP) con rivales complicados. Sólo pasan a la final seis atletas y para ello hay que ganar la serie o ser una de las tres mejores marcas de los que no lo logren.

 

El salmantino tiene como rivales en su serie a un andorrano, un afgano y, los más peligrosos, el marroquí Mostafa Smaili y el keniano Edward Kemboi. La competencia de estos dos atletas es de aúpa. El marroquí logró mínima y está en el ránking mundial justo por delante de Álvaro y el keniano no ha ido tan lejos este invierno, pero tiene 1.46:05 al aire libre.