Álvaro de Arriba cierra un paréntesis de 20 años sin salmantinos en el Mundial bajo techo

El exatleta Frutos Feo, en sus tiempos con el Moratalaz-Airtel.

Desde 1997 el atletismo de Salamanca no tenía un representante en el Mundial de pista cubierta. El último fue Frutos Feo en 60 metros.

La convocatoria de Álvaro de Arriba para disputar el Mundial de pista cubierta en Portland dentro de unos días acaba con un paréntesis que ha durado casi 20 años, que son los que han pasado desde que el atletismo salmantino tuvo a su último representante en un campeonato mundial bajo techo. Fue en 1997 en París y de la mano del velocista Frutos Feo.

 

La pista cubierta no ha sido nunca una gran especialidad del atletismo salmantino, que durante el invierno ha brillado más en campo a través y fondo que en las pruebas bajo techo. Algo lógico en un país donde no ha habido muchas pistas disponibles para entrenar las pruebas específicas indoor, un programa mucho más corto que descarta algunas especialidades olímpicas. Además, al ser cada dos años coincide una vez de cada dos con año olímpico, lo que obliga a muchos atletas a desestimar el mundial indoor en su programación, y también se suele hacer una selección más corta.

 

De este modo, el historial de salmantinos en el Mundial bajo techo lo estrenaron Antonio Sánchez y Rosa Colorado en 1987, en Indianápolis, ya que a la primera edición, en París en 1985, no acudió ningún atleta local. Después la presencia fue ininterrumpida con Antonio Sánchez (89, 91 y 95), Ángel Hernández (1991, 1993 y 1995), Yolanda Reyes (1995) y Frutos Feo, que acudió en 1997. Y ahí se cortó la continuidad. El pupilo de Carlos Gil Pérez fue el último atleta salmantino que participó en el Mundial bajo techo, donde corrió los 60 metros. Cora Olivero acudió en 2004 a Budapest, pero con el relevo 4x400 metros.

 

Ahora se cierra ese paréntesis de casi 20 años, nueve campeonatos, sin presencia salmantina.

Noticias relacionadas