Álvaro de Arriba: a '800 metros' de Río 2016

El atleta salmantino encara su primera participación en unos Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. A sus 22 años le ha llegado un premio fruto del trabajo desde pequeño y de ir paso a paso sin olvidar quién le ha llevado a la gloria. 800 metros le esperan…

 

 

¿APOYAN LAS INSTITUCIONES AL DEPORTE?

 

“Aquí están saliendo buenos atletas como David Alejandro, yo mismo… pero creo que no se apoya lo suficiente pese a la construcción de la pista cubierta, que falta hacía. En mi caso, yo he tenido que pagar mientras preparaba un Mundial, cada día que he entrado y es algo que el Ayuntamiento o la Diputación tenían que arreglar, poner de su parte y ayudar… No pedimos dinero, solo no tener gastos y no tener que pagar para preparar un Mundial y con la 12ª mejor marca del mundo. En la zona del Helmántico también se echan de menos bañeras para hielos… no pedimos un centro de alto rendimiento porque no sería justo, pero algo básico como estas cosas sí. Si se hace algo, puede hacerse bien; no piden consejo a atletas porque nosotros tenemos ideas buenas y mejoraría todo para el deporte en Salamaca y hay deportista para estar ahí”.

 

 

DEDICATORIA

 

“A mis compañeros del Rincón Oeste, mi familia… pero el que más se lo merece es mi entrenador y estos Juegos van para él porque es el que eme ha formado y ha hecho este trabajo posible”.

 

¿Pueden pensar qué hacer en solo 1 minuto y 45 segundos aproximadamente? Mediten durante tan solo unos segundos y seguro que su mente se llena de acciones, hechos o deseos que podrían cumplir en ese periodo de tiempo… el mismo que tarda el atleta salmantino, Álvaro de Arriba, en recorrer los 800 metros que separan su trabajo de una ilusión…

 

Sin presión y con mucha ilusión. Así encara con solo 22 años su primera participación en unos Juegos Olímpicos, alguien que ha trabajado desde muy pequeño sin marcarse sueños inalcanzables porque estos llegarían por sí solos. Campeón de España de 800 metros y séptimo mejor atleta de Europa en esta distancia al aire libre, reventó el crono para batir en Salamanca la mejor marca nacional de los 500 metros en pista cubierta… y lo que vendrá.

 

Tiene los pies en el suelo, esos que le hacen ‘volar’ sobre una pista cuando se calza las zapatillas, que ahora cruzan el charco para participar en una competición a la que muchos nunca llegan. Eso sí, sin olvidar a todos los que le han llevado en brazos para estar ahí y pese a todos los que ponen zancadillas en el camino para que le costase más en todos los sentidos. ¿Se imaginan que una atleta con la 12ª mejor marca del mundo tuviese que pagar por entrenar? Sí, en Salamanca los políticos de turno así apoyan al deporte… Pues va por ellos.

 

¿QUÉ SIENTE? “Estar ya en unos Juegos con 22 años es increíble y más después del año que me ha salido. En la historia, no ha habido ningún atleta de 800 en la final. Ni Kevin López, ni Reina… nadie se ha metido en una final olímpica. Pasar la ronda ya sería increíble y ojalá que sea así”.

 

PRESIÓN: “Lo llevo muy bien, no tengo presión y sí mucha motivación porque nos está saliendo todo según lo previsto. El pico de forma lo tengo ahora que es el momento ideal. No obstante, ahora mismo Kevin López es el que tiene la presión y tanto Andújar como yo somos jóvenes y desde la Federación solo nos han dicho que lo demos todo, nada más, sin ninguna presión. En el Europeo me dieron la enhorabuena por eso, más allá de los resultados”.

 

¿CÓMO EMPEZÓ TODO? “Cuando comencé en esto del atletismo fui paso a paso siempre. Cuando llegaba el campeonato provincial solo me centraba en eso; luego llegaba el autonómico y lo mismo; el de España… y en el momento en el que comencé a competir en el ámbito internacional, igual. Claro que me gusta ser olímpico, pero nunca lo he pensado como para estar ahí y aún no lo he asimilado. Cuando pase todo y me tumbe en la cama pensaré en todo lo que he hecho y lo disfrutaré. No ha sido un sueño desde pequeño, solo quería disfrutar del atletismo y con eso he llegado hasta aquí”.

 

¿MIEDO EN BRASIL? “No sabemos aún nada; hasta que no estemos ahí no conoceremos lo que hay. Pero sobre el virus Zika, los servicios médicos nos han dicho que es lo que menos debería preocuparnos. Estamos vacunados de hepatitis A y fiebre tifoidea, pero sí me preocupa la seguridad. Sabemos que se van a aumentar las medidas, aunque creo que familiares y amigos a lo mejor pueden tener temor y Río no es una ciudad que me transmita confianza. También el tema del agua contaminada aunque a nosotros no nos influya… es una vergüenza que en unos Juegos Olímpicos eso no esté resuelto. Son cosas que deberían haber solucionado hace mucho tiempo. A ver cómo están las instalaciones y qué veremos al llegar”.

 

FEDERACIÓN: “La verdad es que están muy contentos con todos nosotros y lo que querían era un cambio generacional. No solo está pasando en 800, también en el resto de pruebas. Hacía falta porque hemos pasado años de transición, estancados… había un hueco y ahora vamos a intentar hacerlo lo mejor posible. Pero en la Federación están muy contentos por cómo la hacemos y la forma en la que corremos”.

 

ÍDOLOS: “A mí siempre me han gustado atletas a los que ahora estoy ganando como Kevin López o Luis Alberto Marcos, a los que hace tiempo veía inalcanzables. Ahora estoy logrando lo que ellos y me siento muy feliz. No tengo ninguna referencia de hace muchos años y no tengo ídolos porque yo hacía atletismo por disfrutar. Me gustaba el deporte desde pequeño, aunque desde que empecé a ser más mayor sí me fijo más en ellos”.

 

(Reportaje Gráfico: Chema Díez)

 

LA FAMA: “Cuando voy a competir y me piden algún autógrafo o foto lo hago encantado, pero creo que no he hecho aún nada como para merecer esto. Pero eso lo cuido mucho, igual que mi imagen y las redes sociales porque un deportista a este nivel es una imagen para la gente joven y hay que ser un ejemplo”.

 

PIES EN LA TIERRA: “La verdad es que tengo siempre lo pies en la tierra. Siempre he ido paso a paso y mi entrenador me lleva a trabajar cada día más, igual que mi familia y amigos que me apoyan al máximo. Mi madre siempre que pueda viene conmigo en España y a veces ha caído alguna lágrima, igual que mi padre. A mi hermano siempre lo llevo a las competiciones y estará en Río. También tengo que agradecer todo a mis compañeros de Rincón Oeste, con los que entreno de manera regular y siempre me ayudan. Lo valoro más porque ahora me están pasando estas cosas. Son las personas que más me motiva que estén ahí”.

 

FUTURO: “Ojalá sean los primeros de muchos Juegos Olímpicos y me gustaría ser recordado como Tere Recio o Rosa Colorado, gente que ha representado a España y Salamanca y los considero gente humilde y luchadora. Trabajaré para mejorar todos los éxitos y disfrutar con lo que hago”.

 

¿MARCA? “Físicamente estamos para bajar de 1’45’’. En unos Juegos a veces es complicado porque son carreras rápidas y a la vez tácticas, pero si hiciese marca personal y encima pasase a ‘semis’, ya sería el colofón a este año”.

 

¿CÓMO CORRERÁ LOS 800? “El nivel de las carreras será como las del Europeo, aunque un poco más rápidas. El 800 es la prueba más complicada tácticamente y no se sabe si será una carrera rápida o lenta. Puedes llevar una idea en la cabeza y todo puede cambiar, pero a mí me gustaría que fuese rápida. Lo importante es luchar adelante…”.

 

Paso a paso y sin pies de plomo, Álvaro de Arriba sigue llevando muy lejos a Salamanca y, de paso, vuela cada vez más alto. Próxima parada, Río 2016.