Alonso y Ferrari, cantando bajo la lluvia

EL DILUVIO LOS HUNDE. Los Ferrari y los McLaren retrasaron su salida en la calificación y lo pagaron
EFE

El diluvio que cayó, como es tradicional en el circuito de Sepang, a la hora de la sesión de clasificación del Gran Premio de Malasia hundió a los Ferrari de Fernando Alonso y el brasileño Felipe Massa y a los McLaren-Mercedes de los británicos Lewis Hamilton y Jenson Button en las últimas filas de la formación de salida. Las consecuencias de retrasar la salida a la pista son que Fernando Alonso saldrá desde la décima fila junto a Hamilton, detrás de él tendrá a Massa y en la fila de delante estará Button, que aunque logró por tiempo clasificarse para la segunda eliminatoria, se salió de la pista y no pudo participar en la misma. Red Bull-Renault logró la tercera pole de la temporada, en esta ocasión gracias al australiano Mark Webber, que tendrá a su lado al alemán Nico Rosberg (Mercedes), mientras en la segunda estarán otros dos alemanes, Sebastian Vettel (Red Bull) y Adrian Sutil (Force India-Mercedes.

La lluvia no faltó a su habitual cita de todas las tardes y comenzó a caer pocos minutos antes de iniciarse la sesión de clasificación y entonces entraron en conflicto el sentido común y los radares con la previsión meteorológica. Los que utilizaron el sentido común salieron a la pista nada más abrirse y consiguieron un tiempo para pasar a la siguiente eliminatoria. Los que se fiaron de la tecnología que preveía que dejara de llover permanecieron atrincherados en sus garajes pero la lluvia caía cada vez con más fuerza y dejaba la pista en peor estado, así que eso perjudicó a alguno de los gallitos del Mundial.