Alonso, preparado para el triplete

CÁLCULOS. Es el único de los aspirantes que puede proclamarse campeón antes de Abu Dhabi
efe
Fernando Alonso afronta el Gran Premio de Brasil, penúltima prueba del Mundial de Fórmula Uno, con cautela, pero preparado para asegurarse de forma matemática su tercer título de campeón del mundo, y además en el mismo escenario, el circuito de Interlagos, en el que en 2005 y 2006 logró los dos anteriores.

Alonso llega al trazado Jose Carlos Pace, de Sao Paulo, como líder del certamen con 231 puntos, 11 más que el segundo en la tabla, el australiano Mark Webber; 21 por delante del tercero, el británico Lewis Hamilton; y 25 de margen sobre el cuarto, el alemán Sebastian Vettel. El defensor del título, el también británico Jenson Button, es quinto a 42 y aún con opciones, aunque en su caso remotas.

Este panorama, y con 50 puntos aún en juego, convierte al piloto español en el único de los cinco aspirantes que tiene la oportunidad de dejar sentenciado el campeonato a falta de la cita de Abu Dhabi. Su triunfo en el recién estrenado Gran Premio de Corea dejó a Alonso muy cerca del sueño de convertirse en el número uno en su primer año en Ferrari.

Alonso, de 29 años, lideró el campeonato tras disputarse las dos primeras carreras (Bahrein, en la que se impuso, y Australia, en donde terminó cuarto), pero después salió de la décima prueba, el Gran Premio de Gran Bretaña, con una desventaja de 47 puntos respecto al entonces líder: Lewis Hamilton.

Pero en la siguientes siete carreras Fernando Alonso logró una remontada en la que pocos creían nada más acabar el 11 de julio la carrera de Silverstone. Una fe ciega en sus posibilidades y en las de su equipo le llevaron a ganar cuatro de esas siete pruebas (Alemania, Italia, Singapur y Corea) y ser segundo en otra (Hungría). En Bélgica tuvo que abandonar.

El circuito brasileño se antoja como el lugar ideal para el tercer título de Fernando Alonso. En este lugar ganó los dos títulos de campeón del mundo que tiene en su palmarés, en ambos casos como piloto de Renault. Además, en Brasil ha subido al podio en cinco de las ocho veces que lo ha visitado.

Fernando Alonso sabe que tiene el título a su alcance y que sólo él puede lograrlo en Brasil, pero su cautela le hace decir que está convencido de que el campeonato se resolverá en la última carrera, el 14 de noviembre en el circuito Yas Marina de Abu Dhabi. Las combinaciones se cuentan por cientos, pero la primera y más clara es que lo lograría si gana la carrera y Webber, ganador de este gran premio en 2009, su más cercano adversario, no acaba por encima del quinto puesto.