Alonso mantiene su fe en el motor que rompió en Malasia

EN JUEGO, EL LIDERATO. El asturiano se la juega ante Massa y los McLaren, beneficiados por el circuito
EFE

Tres carrera disputadas, tres pilotos distintos vencedores, Fernando Alonso, Jenson Button y Sebastian Vettel, y tres marcas distintas, Ferrari, McLaren y Red Bull, y si alguno repite este fin de semana en el GP de China se haría con el liderato del Mundial. La larga recta del circuito de Shanghai, las bajas temperaturas y la lluvia que puede caer el domingo también condicionarán el resultado final. En Ferrari la preocupación son los motores. El de Alonso, que se rompió hace dos semanas en Malasia, lo hizo por un fallo estructural y posiblemente por el trato que le dio por los problemas del cambio. Para los entrenamientos libres de hoy, Alonso seguirá utilizando el motor que se cambió antes del inicio del GP de Bahrein. Felipe Massa, líder del mundial a pesar de no haber logrado ninguna victoria, está preocupado por la ventaja que puedan tener los McLaren de Lewis Hamilton y Jenson Button en la recta larga del circuito donde su famoso “conducto F”, que anula el efecto del alerón trasero, le puede dar una ventaja decisiva. Y si hasta ahora ha habido tres vencedores diferentes, Hamilton podría unirse a la lista. La velocidad punta de los McLaren en la recta hará que no tengan excesivos problemas para adelantar en ese lugar a sus rivales y luego mantener la posición.