Alonso logra el pleno en Monza y vuelve a situarse a tiro del Mundial

Fernando Alonso (Ferrari) logró el pleno en el Autódromo Nacional de Monza al haber conquistado el sábado el primer puesto en la formación de salida del Gran Premio de Italia, y ayer, la victoria y la vuelta rápida, con lo que se acerca al Mundial.
Javier g. Ochoa (EFE) / Monza

Tras su victoria, tercera de la temporada y segunda en Monza, Alonso asciende al tercer puesto del mundial, a 21 puntos del nuevo líder, el australiano Mark Webber (Red Bull-Renault), sexto ayer; a 16 del británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), que tuvo que abandonar en la primera vuelta, cuando quedan por disputarse cinco carreras.

Si en Bélgica hace dos semanas a Alonso se le puso todo muy cuesta arriba desde la primera vuelta, ayer le ha ocurrido todo lo contrario, a pesar de haber hecho una mala salida, que le llevó a perder el primer puesto en beneficio del británico Jenson Button (Mclaren-Mercedes), con el que se tocó en la primera variante, para después rozarse con su compañero de equipo, el brasileño Felipe Massa. Pero a pesar de esta mala salida, las cosas iban a empezar a ponerse de cara para Alonso en la segunda variante, cuando el líder del Mundial, el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), se tocó con Massa, rompió la suspensión delantera derecha y abandonó.

Una vez estabilizada la carrera, Button rodaba en cabeza perseguido como su sombra por Alonso y Massa, mientras el alemán Nico Rosberg (Mercedes) encabezaba el segundo grupo, en el que marchaban los Red Bull-Renault del alemán Sebastian Vettel y del australiano Mark Webber, este último autor de otra mala salida, en la que cedió cinco puestos. Con Alonso a menos de un segundo de diferencia de Button, estaba claro que la carrera se iba a jugar en la parada obligatoria para cambiar los neumáticos.

En esta ocasión las gomas blandas que equipaban todos los coches en la salida, se sabía que no sufrirían un gran deterioro en el transcurso de las vueltas y que cuanto más tarde se parara, más ventaja se tendría.

Button se detuvo al cumplirse el segundo tercio de carrera, en la vuelta 37, y Alonso se mantuvo en pista un giro más en el que pudo tirar a fondo. Luego, los mecánicos de Ferrari completaron el trabajo arañando ocho décimas de segundo a los de McLaren, justo las suficientes como para que el español se incorporara a la pista justo por delante del británico.

Alonso y Button forcejearon por el primer puesto en las dos primeras variantes, pero el piloto de Ferrari logró mantener la cabeza de carrera y cruzar la línea de meta como vencedor del Gran Premio de Italia, ante el delirio de los tifossi.

Button fue el otro gran beneficiado de la jornada con su segundo puesto, que también le mantiene en la lucha por el Mundial. Massa completó el éxito de Ferrari. Vettel también logró un buen resultado gracias a su arriesgada táctica de parar en la penúltima vuelta para cambiar los neumáticos, lo que le permitió mantener su puesto, por poco más de un segundo, sobre Rosberg, y sobre su compañero de equipo, Webber.