Alonso gana tras un duelo vibrante con Vettel y se acerca al liderato

El piloto español Fernando Alonso logró ayer en el Gran Premio de Singapur la cuarta victoria en el Mundial de 2010 y se coloca segundo en el campeonato a 11 puntos del líder, el australiano Mark Webber (Red Bull), que fue tercero.
EFE / Singapur

Alonso se impuso por delante de los Red Bull del alemán Sebastian Vettel, al que contuvo hasta el final, y de Webber, que acabaron en segunda y tercera posición, respectivamente.

El español aventajó a Vettel por sólo dos milésimas y a Webber en 29 segundos en la línea de meta en una carrera disputada sobre seco y en la que el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) no pudo acabar por una colisión con Webber.

Esta es la segunda victoria consecutiva de Alonso en el presente campeonato, tras la conseguida hace dos semanas en el Autódromo Nacional de Monza, en el Gran Premio de Italia.

Aunque en la carrera no hizo acto de apareció la temida lluvia, sí que contó con la salida a pista en dos ocasiones del coche de seguridad, lo que ha otorgado una mayor incertidumbre a la prueba.

La dura pugna que han mantenido Alonso y Vettel -con el alemán pegado al alerón del español en buena parte de la prueba-, fue lo más destacado de una carrera que deja al piloto asturiano segundo en el Mundial a once puntos de Webber.

Webber sigue líder del campeonato con 202 puntos, 11 más que Alonso, 20 por delante de Hamilton, 21 de renta sobre Vettel y 23 más que el actual campeón, el británico Jenson Button (McLaren), que ayer fue cuarto en Singapur.

La buena actuación del español Jaime Alguersuari (Toro Rosso) en la sesión de clasificación del sábado, en la que logró el mejor puesto desde que debutó en la Fórmula Uno, se vio empañada ayer por una fuga de agua en un radiador que obligó al catalán a iniciar la carrera desde los boxes al no poder ser subsanado el daño antes del arranque.

Sin embargo, Alguersuari completó una brillante carrera y ha logrado clasificarse en la duodécima posición con un pilotaje muy fiable y sin fallos en una carrera muy complicada por las características de la pista.

A falta de cuatro carreras para el final del Mundial, las opciones de Fernando Alonso de proclamarse campeón del mundo por tercera vez en su carrera suben muchos enteros. Hasta hace dos carreras, el asturiano aparecía en quinta posición en la clasificación. En sólo dos grandes premios, el asturiano ha superado en la clasificación general a Vettel, a Hamilton y a Button. Por delante ya sólo le queda Webber.

El gran problema de Ferrari y Alonso para las cuatro carreras que faltan es que ya no le quedan ningún motor nuevo, mientras que al resto de sus rivales sí.

La próxima carrera llegará dentro de dos domingos, el próximo 10 de octubre. El Mundial aterrizará en Suzuka, en Japón, en un trazado que en teoría beneficia a Red Bull, pero en el que Alonso tratará de mantener su buena racha para seguir metiendo presión a Webber.