Almunia ve "margen" para reconsiderar la devolución de ayudas a astilleros

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho este martes que todavía hay "margen" para reconsiderar su decisión de obligar a España a devolver las ayudas públicas concedidas a los astilleros, pero sólo si el Gobierno presenta "nuevos argumentos".

   El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho este martes que todavía hay "margen" para reconsiderar su decisión de obligar a España a recuperar las ayudas públicas concedidas a los astilleros, pero sólo si el Gobierno presenta "nuevos argumentos".

 

"Hasta el día en que la Comisión toma las decisiones, las decisiones no están tomadas. Eso es una tautología pero que hay que tenerla en cuenta porque es así", ha dicho Almunia en rueda de prensa al ser preguntado por si podría cambiar su propuesta inicial de pedir el reembolso de las bonificaciones fiscales concedidas entre 2005 y 2011, que podrían ascender a 3.000 millones de euros.

 

"Estamos a día 3, la decisión está incluida en la agenda del colegio de comisarios del día 17 y hay margen, en la medida en la que haya argumentos para que ese margen pueda ser utilizado", ha asegurado.

 

El vicepresidente ha confirmado que la semana que viene recibirá al ministro de Industria, José Manuel Soria, y a los presidentes autonómicos que quieran acompañarle, y les ha pedido que la reunión esté "bien preparada".

 

"No vale la pena tener una reunión que no esté preparada porque sería repetir unos y otros argumentos que conocemos prácticamente de memoria", ha avisado Almunia.

 

"Hay que intentar en los próximos días volver a analizar el caso, ver si hay nuevos argumentos, discutir los nuevos argumentos que pueda haber", ha resaltado el responsable de Competencia.

 

Almunia ha desvelado que este martes habló con el ministro Soria, con dos presidentes autonómicos y con los secretarios generales de la UGT y de Comisiones Obreras.

 

Las declaraciones del vicepresidente del Ejecutivo suponen un cambio de la postura que mantenía hasta el lunes. Ese día aseguró que no podía perdonar a España la devolución de las ayudas porque supondría vulnerar las normas de la UE.