Almohadas 'con mucho corazón' para ayudar a mujeres con cáncer de mama

Almohadas 'con corazón' para enfermas de cáncer de mama

Voluntarias de la asociación de Vistahermosa en Salamanca han confeccionado 116 cojines que entregarán a las enfermas de cáncer de mama para que superen mejor el postoperatorio.

Caminar con ilusión de la mano del corazón. Esta es la frase que puede leerse en algunas tarjetas con las que las voluntarias de la Asociación de vecinos de Vistahermosa en Salamanca entregará mañana, martes 19 de enero, sus cojines artesanos en forma de corazón a la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en la capital, Inmaculada Rodríguez.

 

La sede de esta entidad, ubicada en la calle Ramón Mesonero Romano, es el lugar donde las encargadas y colaboradoras han elaborado los cojines que, posteriormente, se entregarán a las pacientes.

 

Blanca Santos, presidenta de la asociación de vecinos de Vistahermosa, asegura que "la idea surgió a través de un taller que realizamos con una profesora y la aceptamos porque nos encantó la idea". Apenas hace unos meses que estas mujeres están creando ellas mismas los cojines que regalan a las afectadas con cáncer de mama. "Se dijo y en tan solo un día confeccionamos 116 cojines", afirma.

 

Este proyecto tiene su origen en 2001 en Estados Unidos, cuando la enfermera Janet Kramer-Mai, del Hospital Erlanger Medical Center, de Tennesse, fue operada de esta enfermedad. Al notar los dolores que padecía, sus tías crearon un cojín que se ajustara bajo el brazo.

 

Cuando la enfermera se recuperó, ella misma lo llevó a su hospital. A partir de ahí, estas almohadas del corazón se introdujeron, gracias a otros profesionales, en centros hospitalarios de Dinamarca. En España, los cojines llegaron, por primera vez, a Baleares, desde donde se fueron trasladando al resto del país. 

 

 

Almohadas confeccionadas por la Asociación de vecinos de Vistahermosa

 

Los beneficios que aportan a las pacientes, además de físicos, se notan en diferentes actos de la vida cotidiana. Así, impide que el brazo roce la herida y que se hinche. Además, permite que las enfermas puedan dormir sobre el lado del pecho que ha sido operado y disminuye el dolor al estornudar, entre otros aspectos.

 

Para que todas estas ventajas se realicen, es necesario que todos los cojines tengan las mismas características. En concreto, las medidas tienen que ser de 40x40 centímetros y el peso de 170 gramos. La tela de los mismos es 100% algodón

 

Por el momento, Blanca espera "que no se necesite muchas más, ya que eso significaría que tendríamos muchas enfermas", pero según se vayan repartiendo se seguirá colaborando en la creación de estas almohadas del corazón. Para ello, solo hay que contactar a través del correo electrónico vistahermosabuenaventura@yahoo.es o a través del Facebook de la asociación de vecinos. Una iniciativa que contribuirá en buena manera a alegrar corazones entristecidos por los vestigios de esta enfermedad que cada vez está más presente en la vida de todos.