Alimenta al hijo de su novia con Vodka y acaba matándolo

Walter Ritchers, de Vermont (EEUU), ha sido condenado a tres años de prisión, la pena más pequeña después de haber testificado contra su mujer.

Isaac Robitille tenía problemas de desarrollo, no podía andar ni hablar y era sordo-ciego. Según declaró el novio de la madre del niño, sus cuidados requerían más de 80 horas a la semana. Era a través de unos tubos como Robitille recibía su comida, agua y vitaminas.

 

Según Walter Ritchers declaró en el juicio, antes de echar el vodka dentro de los conductos, le preguntó a su madre si eso estaba bien y serviría para relajarle. Su madre, que según la declaración era consciente de los problemas que podría suponer el cambio en la alimentación, accedió.

 

Es por este motivo por el que el juez ha estimado que sea la madre del joven quien haga frente a los cargos de asesinato en segundo grado y que Walter Ritchers fuera condenado con la pena una pena de tres año, la más pequeña, según asegura el diario ‘The Sun’.