Alicia Sánchez-Camacho se persona como acusación particular por la grabación de su almuerzo en La Camarga

Alicia Sánchez Camacho, PP
Considera un "paripé" que Martorell dimita de sus cargos en CDC pero siga en el Gobierno de Artur Mas


BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, se personará este lunes como acusación particular en el caso de la grabación de su almuerzo con la expareja de Jordi Pujol i Ferrusola Victoria Álvarez en el restaurante La Camarga de Barcelona en 2010, un caso que el juez ya investiga tras la denuncia presentada por el PP catalán.

Si el juez que instruye el caso admite a trámite la solicitud de la dirigente popular, ella podría ser llamada a declarar como parte demandante o como testigo, mientras que con la situación actual solo puede ser llamada como testigo.

En rueda de prensa, ha explicado también que solicitará que la demanda civil que presentó a su nombre en defensa de su derecho a la intimidad y al honor se incorpore a la demanda penal, para que todo vaya por esta vía, y ha avanzado que demandará a todos los medios de comunicación que hayan detallado sobre el contenido de su reunión.

Camacho, que ha reclamado a la Justicia que "llegue hasta el final", pedirá también al juez que investigue si se ha comercializado la grabación de su encuentro, y ha avanzado que reclamará la acumulación de delitos por la supuesta grabación ilegal y su posible comercialización.

La dirigente popular ha presentado esta ofensiva para tratar de impedir que el debate sobre las escuchas ilegales siga protagonizando sus ruedas de prensa, por lo que ha asegurado que se defenderá "de las injurias" en el proceso judicial y que no volverá a hacer declaraciones al respecto hasta que la Justicia aclare lo sucedido.

Desde que estalló el caso, el PP catalán ha remarcado que el partido y su presidenta "son víctimas" en todo el proceso de las grabaciones, y han rechazado y emprendido acciones contra todas las informaciones que vinculaban al partido o a dirigentes populares con la grabación.

En ese sentido, Camacho ha reiterado este lunes que en el partido no existe ninguna factura relacionada con Método 3 ni con ninguna agencia de detectives, y ha asegurado que ella no conocía a nadie que formase parte de la agencia que grabó su almuerzo con Maria Victoria Álvarez.

CRÍTICAS A CiU Y PSC

"Son otros los que pueden estar muy nerviosos, no yo", ha continuado la dirigente popular, que ha sostenido que algunos querían hacerle daño y perjudicar su trayectoria política con la difusión de esta grabación.

La presidenta del PP catalán ha acusado a CiU y al PSC de "mentir" sobre su relación con la trama de espionaje después de que varias informaciones aseguran que en la sede de Método 3 se encontraron carpetas a nombre de Xavier Martorell (CDC) y José Zaragoza (PSC).

Camacho ha tachado de "paripé" que Martorell pueda abandonar la presidencia de CDC en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), y ha defendido que debería dimitir de su cargo como director general de Servicios Penitenciarios.

La dirigente popular ha afirmado también que "las relaciones habituales" entre el PSC y Método 3 apuntan a una clara vinculación socialista en la trama, y ha criticado que el primer secretario socialista, Pere Navarro, negase inicialmente cualquier relación de su partido con la agencia.

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Camacho ha explicado también que esta semana el PP catalán se pondrá en contacto con el resto de grupos del Parlamento para impulsar una comisión de investigación sobre la trama de espionaje en Cataluña, una petición a la que C's ya ha anunciado que se sumará.

De prosperar, esta comisión podría verse afectada por la coexistencia del proceso judicial, y la misma Alicia Sánchez-Camacho ha reconocido que, si tuviera que comparecer, debería atender al secreto de sumario.