Alicia Sánchez Camacho denuncia que se le negó "protección" en su visita a Salamanca

Alicia Sánchez Camacho

La dirigente popular renuncia a la escolta de los Mossos y pide protección a la Policía Nacional.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha renunciado a la escolta de los Mossos d'Esquadra y ha pedido protección a la Policía Nacional por desconfianza con la Conselleria de Interior de la Generalitat.

 

Así lo ha explicado en una carta enviada al conseller de Interior, Ramon Espadaler, a la que ha tenido acceso Europa Press y en la que ha vinculado su decisión a la sospecha de que el director general de la policía catalana, Manel Prat, fue visto a mediados de febrero con su coche en la puerta de la agencia Método 3.

 

La misiva también atribuye su decisión a una conversación entre Espadaler y la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna: "Conocidos los graves hechos que se publican respecto al director general de los Mossos y en relación con la conversación telefónica mantenida por usted con la delegada del gobierno, quiero comunicarle mi renuncia a la escolta de Mossos", dice textualmente la carta.

 

La dirigente popular también ha alegado que por su condición de senadora y dirigente del PP a nivel español requiere llevar escolta en toda España, y ha lamentado que la protección le ha sido denegada en viajes durante 2011 y 2012 "a León, Valladolid, Salamanca, Málaga, Vigo, Orense, Menorca, Alicante, Elche, Gandia, Almeria, Almuñécar, Granada, Jaén y Sevilla".

 

Camacho ha finalizado la carta resaltando su "profunda estimación y reconocimiento a la profesionalidad" del cuerpo de Mossos y le ha deseado a Espadaler éxito al frente del departamento.

Noticias relacionadas