"Algunos pesqueros han pasado y han seguido su camino sin ayudarles"

Los equipos de emergencia habrían encontrado hasta un centenar de cuerpos, entre ellos numerosas mujeres y niños, en el interior del casco del barco con inmigrantes que ha naufragado este jueves frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa.

El balance oficial por ahora es de 93 muertos, entre ellos 47 mujeres, dos de ellas embarazadas, y cuatro niños, según informa la agencia ADNKronos. Además, otros 155 inmigrantes han sido rescatados con vida. Se cree que a bordo de la embarcación, que habría partido de las costas de Libia, iban unas 500 personas, por lo que se teme que el número de fallecidos siga aumentando.

 

El casco del barco ha sido localizado a 47 metros de profundidad y se cree que en su interior habría al menos un centenar de cuerpos, si bien no hay un balance oficial. En el lugar se encuentran ya los submarinistas de los Bomberos y la Guardia Costera.

 

La embarcación se ha hundido muy cerca de la costa de la isla tras declararse un incendio. "Cuando hemos llegado cerca de la isla, hemos decidido de encender un fuego, incendiando la cubierta, para llamar la atención, pero el puente estaba sucio de gasolina: en pocos segundos el barco ha quedado envuelto por las llamas, muchos de nosotros nos hemos lanzado al agua gritando mientras el barco volcaba", ha relatado uno de los supervivientes, según recoge 'Il Corriere della Sera'.

 

Su versión coincide con la ofrecida esta mañana por la alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini. Según ella, los supervivientes "han explicado que encendieron un fuego a bordo porque no tenían cobertura y los móviles no funcionaban".

 

"De este modo, han terminado todos en el agua y al parecer algunos pesqueros han pasado y han seguido su camino sin ayudarles", ha añadido la alcaldesa, subrayando que "si esto es cierto, habrá que aclararlo". Unos pescadores que estaban en la zona han sido los primeros en rescatar a los supervivientes y dar la alarma.

 

Esta tragedia se produce horas después de que otra embarcación con 463 inmigrantes haya sido llevada a puerto en esta isla. "Ya no sabemos dónde meter a los muertos y los vivos", ha reconocido el alcalde de Lampedusa.

 

Según las autoridades, el centro de acogida de la isla alberga actualmente a unas 1.350 personas, ya que a las 770 que había ayer se han sumado los del último desembarco y los supervivientes de esta tragedia.

 

"DRAMA EUROPEO"

 

El Gobierno italiano ha advertido este jueves de que la tragedia ocurrida frente a las costas de Lampedusa no es solo un problema del país transalpino sino un "drama europeo" y ha pedido la solidaridad de sus socios de la UE.

 

"Esperemos que la Unión Europea se dé cuenta de que no es un drama italiano sino europeo", ha afirmado el vice primer ministro y ministro del Interior, Angelino Alfano, que se ha desplazado al lugar de la tragedia.

 

"Llamaré por teléfono al presidente de la Comisión Europea, (José Manuel Durao) Barroso y haré escuchar la voz fuerte de Italia", ha añadido.

 

La ministra para la Integración, Cecile Kyenge, de origen africano, ha subrayado que "no es el momento de echar las culpas a nadie, pero pediremos a los países de la UE que cada uno asuma su parte". "En el segundo semestre de 2014 Italia tendrá la presidencia de la UE y la inmigración estará en la agenda", ha adelantado, en declaraciones recogidas por 'Il Corriere della Sera'.