Algunos antihipertensivos, vinculados con un mayor riesgo de cáncer de mama en posmenopáusicas

cáncer de mama en posmenopáusicas

Las mujeres mayores que toman ciertos tipos de medicamentos para combatir la presión arterial alta pueden tener mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, según un nuevo estudio realizado por un equipo de científicos del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle.

El estudio, publicado en la revista 'JAMA Internal Medicine', es el primero en observar que el uso a largo plazo de una clase de fármacos antihipertensivos conocidos como bloqueadores de los canales de calcio, en particular, están asociados con el riesgo de cáncer de mama.

 

Los fármacos antihipertensivos son el tipo de medicamentos más prescrito en Estados Unidos, con más de 678 millones de recetas en 2010, casi 98 millones de los cuales correspondieron a los bloqueadores de los canales de calcio. A pesar de su uso generalizado y a menudo a largo plazo de estos fármacos, estudios y pruebas que vinculan estos antihipertensivos al cáncer de mama han sido escasos e inconsistentes.

 

"Dado que la hipertensión es una enfermedad crónica, la mayoría de las personas con presión arterial alta usan medicamentos antihipertensivos de forma crónica y con frecuencia permanecen en el mismo régimen durante largos periodos de tiempo", señala Li.

 

"Su posible asociación con el cáncer más común en las mujeres es un importante problema clínico y de salud pública, especialmente con el aumento de la disponibilidad de opciones alternativas para manejar la hipertensión", dijo Li, director del Programa de Investigación Traslacional y miembro de la División de Ciencias de la Salud Pública en Fred Hutch.

 

Además de los bloqueadores de los canales de calcio, hay otras clases de fármacos antihipertensivos como inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA), bloqueadores de los receptores de angiotensina, bloqueadores beta y diuréticos. También se prescriben combinaciones de estos fármacos.

 

"Cada medicamento tiene diferentes beneficios potenciales, así como efectos secundarios -destaca Li--. La elección de qué régimen se le da a un paciente depende de su tolerancia a medicamentos, otras condiciones y si su hipertensión puede ser manejada por un solo fármaco o requiere una combinación de drogas".

 

El propósito del estudio de Hutch fue evaluar la relación entre las principales clases de fármacos antihipertensivos y el riesgo de los dos tipos histológicos más comunes de cáncer de mama en Estados Unidos: los carcinomas ductales invasivos, que representan aproximadamente el 70 por ciento de todos los cánceres de mama, y carcinomas lobulares invasivos, que suponen aproximadamente el 20 por ciento.

 

El hallazgo clave del estudio es que las mujeres que toman bloqueadores de los canales de calcio desde hace diez años o más tienen un riesgo de aproximadamente 2,5 veces más alto de padecer cáncer lobular o ductal invasivo en comparación con aquellas que nunca han usado bloqueadores de los canales de calcio y en relación con las usuarias de otras formas de antihipertensivos. En cambio, el estudio encontró que el uso de otras clases de fármacos antihipertensivos, incluyendo diuréticos, bloqueadores beta y bloqueadores de los receptores de angiotensina, no se asociaron con un mayor riesgo de cáncer de mama, incluso cuando se usa a largo plazo.

 

El equipo de Li entrevistó a 1.763 participantes en el estudio, de 55 a 74 años, de la región de Puget Sound, de los cuales, 880 tenían cáncer ductal invasivo, 1.027 cáncer lobular invasivo y 856 controles sin cáncer. Las mujeres del estudio fueron entrevistadas en persona para establecer historiales detallados de la hipertensión y las enfermedades del corazón, así como los factores de riesgo de cáncer, incluidos antecedentes familiares, obesidad, tabaquismo y consumo de alcohol.

 

A través de una serie de preguntas estructuradas, los investigadores también recopilaron datos detallados sobre el uso de fármacos antihipertensivos, incluyendo las fechas de inicio y fin de uso, nombres de medicamentos, dosis, vía de administración, el patrón de uso y la indicación.

 

Mientras que los bloqueadores del canal de calcio, en particular, parecen tener una incidencia en aumento del riesgo de cáncer en los casos de uso a largo plazo, los medicamentos tienen un amplio espectro de efectos fisiológicos, por lo que se requiere más investigación para entender los mecanismos biológicos subyacentes potencialmente responsables del riesgo añadido.

 

Los bloqueadores de los canales de calcio funcionan mediante la regulación de la entrada de calcio en las células musculares, disminuyendo la resistencia arterial y la demanda de oxígeno del músculo cardiaco. Hay algunas hipótesis de que estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de cáncer, ya que inhiben la muerte celular programada, o apoptosis, pero la evidencia es insuficiente.