Alemania vence a Ghana pero ambas se clasifican

Cruce de la muerte. Los teutones se medirán a Inglaterra en octavos. oezil. Conscientes de no poder especular buscaron un gol que hizo el medio
EFE / Johannesburgo
Alemania se impuso a Ghana en el último partido de la primera fase, resultado que le sirvió para viajar como primera de grupo a los cruces, en los que le acompañará la propia Ghana, que se benefició de la victoria de Australia sobre Serbia para terminar segunda.

En el Soccer City de Soweto no encontró Alemania el vértigo de la primera jornada, aquel fútbol hilvanado a dos toques que pasó como un tifón sobre Australia dejando pasmado a medio planeta. Parte importante de la culpa, claro, la tuvo Ghana, un equipo que sabe cómo recogerse, que arropa a su portero con dos líneas muy juntitas, sin pudor para retrasar a hombres de la calidad de Asamoah hasta la posición de lateral, pero que, una vez con la pelota en los pies, salen como flechas hacia el marco contrario.

Con esa receta supo el técnico serbio Milovan Rajevac llevar a las águilas negras a la final de la Copa de África. Alemania, necesitada de los tres puntos, no podía permitirse el lujo de especular con el resultado por aquello de poder cruzarse con Inglaterra, así que los buscó sin saber cómo dar con la tecla que le otorgase el dominio en la zona ancha, que por momentos se convirtió en terreno de nadie. El partido era de ida y vuelta, terreno abonado para que crezca el fútbol de Ghana, aunque llegó el tanto de Oezil, un balón ajustado al segundo palo desde la media luna del área que se durmió en la red.