Alemania, en alerta ante la "grave amenaza terrorista" tras el tiroteo de Munich

Tres hombres fuertemente armados se han dado a la fuga tras el tiroteo que se ha saldado con varios muertos y heridos en el centro de Munich. 

La Policía de Munich ha alertado sobre "una grave amenaza terrorista" después de que tres hombres fuertemente armados se hayan dado a la fuga tras protagonizar un tiroteo en un centro comercial cercano al parque olímpico, que ha dejado al menos seis muertos y varios heridos.

 

El tiroteo ha comenzado alrededor de las 17.50 en un restaurante de comida rápida próximo al centro comercial Olympia. Los tres sospechosos --según han confirmado a la Policía varios testigos-- se han refugiado después en el Olympia. "Soy alemán", ha gritado uno de los atacantes.

 

Los vídeos grabados por las personas que estaban dentro del centro comercial muestran escenas de pánico, con gente gritando y corriendo para ponerse a cubierto. "Creemos que estamos ante un tiroteo indiscriminado", ha dicho a Reuters una portavoz policial.

 

Los sospechosos se han dado a la fuga, según medios alemanes, usando el metro. La Policía ha puesto en marcha "un importante operativo" en el que participan las fuerzas especiales. La magnitud del despliegue policial ha obligado a pedir refuerzos a otras ciudades, como Nuremberg.

 

Al parecer se han escuchado disparos en otros puntos de la ciudad, si bien las propias fuerzas de seguridad han reconocido que hay una enorme "confusión" y han pedido a la población que permanezca en sus casas hasta que la situación se aclare.

 

Como medidas preventivas, el transporte público ha sido suspendido y se ha evacuado la estación central de Munich. Las autoridades alemanas han pedido a los conductores que despejen todas las carreteras y autopistas cercanas a la ciudad.

 

El país está en alerta desde el lunes, cuando un refugiado paquistaní de 17 años, supuestamente vinculado al Estado Islámico, atacó con un hacha un tren en Baviera. El Gobierno alemán ya había advertido de que podrían producirse nuevos atentados.