Alemania defiende su favoritismo frente a la debilidad de Australia

LOS GERMANOS QUIEREN INTIMIDAR. Sólo contemplan lograr los tres puntos ante un rival de escasa entidad pero del que nadie se quiere fiar. SIN BALLACK. La baja del capitán motiva aun más
efe

Alemania, tres veces campeona del mundo, buscará con un equipo “joven y con hambre”, según su capitán, una victoria aplastante sobre Australia, la selección más débil del grupo D, a fin de prolongar la trayectoria victoriosa de su primer partido en los cinco Mundiales anteriores. La baja por lesión de su capitán, Ballack, no modifica la eterna condición de favorita que Alemania, por su historial, tiene garantizada siempre en un Mundial, cualquiera que sea el estado de forma en que llega. Una victoria con buena diferencia de goles es clave para Alemania con miras a los demás partidos, ante Serbia y Ghana.

Con uno de los equipos más jóvenes del Mundial (25,4 años de media), el seleccionador Joachim Low se dispone a prolongar la gloriosa tradición de la actual subcampeona de Europa y tercera en la última Copa del Mundo. El capitán, Philipp Lahm, manifestó su deseo de “empezar con una victoria para que el equipo reciba una nueva dosis de confianza. Es un equipo joven y lo jugadores tienen hambre”, afirmó. Alemania es el tercer equipo más joven del Mundial, sólo por detrás de Ghana y de Corea del Norte. El seleccionador trató, no obstante, de prevenir un exceso de confianza: “Vamos seguros de nuestras fuerzas, pero tenemos mucho respeto hacia Australia. Son un equipo bien organizado. No es espectacular, pero trabajan bien y son increíblemente fuertes en lo físico”, precisó.