Alejandro González considera dimisiones como las del PP madrileño "un buen punto de partida" para pactar con C's

Salvador Victoria y Lucía Figar.

El líder de C's en Salamanca ve positivo que su partido consiga que el PP tenga que hacer dimitir a sus cargos corruptos. Su número uno, Albert Rivera, pide que eso "se cumpla siempre" y que si el PP "no hace limpieza" no habrá acuerdo.

Ciudadanos ha exigido a los dos partidos que pretenden su apoyo para formar gobiernos, PP y PSOE, que firmen su decálogo de regeneración que incluye, entre otras medidas, apartar de manera inmediata a los imputados en delitos de corrupción. Una exigencia que, sin duda, está pesando en el comportamiento de los últimos días porque a nadie se le escapa que las dimisiones casi inmediatas de los consejeros de la Comunidad de Madrid Lucía Figar y Salvador Victoria tiene que ver con la necesidad de agradar a la formación 'naranja'.

 

"Ya es un buen punto de partida que los partidos, ahora, en el momento que tienen un imputado por corrupción, tengan que hacerles dimitir por el apoyo o no de Ciudadanos, ya es un buen paso antes de entrar en las instituciones", ha comentado al respecto el candidato de la formación naranja a la alcaldía de Salamanca, Alejandro González. No ha querido entrar en más detalles, pero parece un mensaje claro sobre lo que esperan que suponga la aceptación de sus reglas del juego y, en concreto, de ese decálogo de regeneración que han presentado como condición sine qua non a PP y PSOE.

 

Sus palabras han estado en sintonía con lo dicho por el líder nacional de C's, Albert Rivera. "Es evidente que el PP y el PSOE están cambiando las cosas, no porque les guste ni porque les apetezca enfrentarse a los suyos, sino porque si no se gobierna", ha dicho. Rivera ha atribuido las renuncias al mensaje que los electores han dado en las urnas centrado en que "no se puede seguir gobernando de la misma manera" y ha afirmado que "hace falta" que la dimisión de los imputados por delitos de corrupción política "se cumpla siempre", tal y como propone su partido entre otras medidas de regeneración democrática, como limitar aforamientos e incluir primarias y listas abiertas en los partidos.

 

Este mensaje vuelve a poner en el punto de mira a los imputados que tiene el PP en listas, candidaturas y aparato del partido, y que en algunos casos han empezado a actuar en la línea que exige Ciudadanos. En ese mismo punto de mira están algunos casos en Salamanca. Javier Iglesias, imputado por prevaricación, malversación y tráfico de influencias por haber auspiciado el despido de trabajadores de Ifesa para contratar a otros afines al PP; Jesús María Ortiz, por el mismo caso; o Carlos García Sierra, imputado por el uso irregular de fondos públicos por las presuntas irregularidades en contratos de una institución pública como la Diputación que pudieron derivar en el beneficio de empresas que gozaron de contratos por 12 millones de euros en concursos presuntamente diseñados para que los ganaran.

 

El líder de C's ha destacado que "no había ninguna posibilidad ni la hay" de alcanzar un acuerdo con el PP si este "no hace limpieza". "El problema es si Cristina Cifuentes puede gobernar y tiene libertad para poder expulsar la corrupción del PP de Madrid. Esa es la gran pregunta que nos hacemos", ha remachado en declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press.