Alcohólicos Anónimos celebra su aniversario dando a conocer su labor altruista

Reunión informativa de Alcohólicos Anónimos celebrada hoy en Salamanca (Foto: M. Barajas)

La asociación suma ya 39 años en Salamanca, aunque se creó hace 78 en Estados Unidos. El contacto humano y el anonimato siguen siendo sus pilares.

En 1935, en Akron (Ohio, Estados Unidos), William Griffith y Bob Smith, dos amigos alcohólicos, se dieron cuenta de que hablando entre ellos e intercambiando puntos de vista sobre sus problemas bebían menos. Así nació Alcohólicos Anónimos, una asociación internacional que celebra ahora su 78 cumpleaños. A España llegó veinte años después, en 1955.

 

Para conmemorar esta fecha, la asociación ha celebrado hoy una reunión informativa abierta al público en el Colegio Oficial de Enfermería de Salamanca para dar a conocer su labor. El acto ha estado presidido por dos socios de la asociación y también por la concejal de Salud Pública, María José Fresnadillo; la diputada de Bienestar Social, Eva Picado; el catedrático de Psicología de la UPSA, Alonso Salgado; y la presidenta del Colegio de Enfermería, Carmen García Macarro.

 

Alcohólicos Anónimos es una comunidad de hombres y mujeres que comparten experiencia mutua, fortaleza y esperanza para resolver un problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo. De hecho, el único requisito para ser miembro de Alcohólicos Anónimos es el deseo de dejar la bebida; no se pagan honorarios ni cuotas y tampoco está afiliada a ninguna secta, religión, partido político, organización o institución. Desde la asociación remarcan su carácter no lucrativo y altruista.

 

El contacto humano y el anonimato, los pilares

 

“El contacto humano en condiciones de igualdad, con gente en la misma situación es clave para dejar de lado el alcohol”.  “Somos enfermos para toda la vida, pero gracias a la asociación detenemos la enfermedad”. Son dos de las opiniones de algunos de los asistentes al acto. Por ello, mediante reuniones regulares, tanto cerradas como abiertas para no-alcohólicos, el programa de Alcohólicos Anónimos ofrece la oportunidad de llevar una forma de vida satisfactoria sin alcohol. Junto a las sesiones, también se celebran los aniversarios de la asociación y los de los diversos grupos. También cuentan con foros de servicio y jornadas de reflexión.

 

Garantizar el anonimato es otro pilar clave y una de las mayores responsabilidades de la asociación. Gracias al anonimato, quienes acuden a Alcohólicos Anónimos se liberan de la presión social que podría suscitar una posible recaída.

 

Por motivos de discreción, la asociación no realiza estadísticas pero fruto de la experiencia a lo largo de todos estos años, afirman que la máxima “90 días, 90 reuniones” suele ser la ecuación que mejor resultado da en un alto porcentaje de casos. Si bien es cierto que el ritmo de asistencia a las reuniones depende de cada caso, al principio se recomienda que sean diarias.

 

Alcohólicos Anónimos en Salamanca

 

Alcohólicos Anónimos lleva en Salamanca desde 1976. Su fundador lleva 45 años sobrio y reconoce que pasó por momentos de gran sufrimiento: “Llegué incluso a tirarme de un segundo piso; cuando desperté en el hospital vistiendo una camisa de fuerza, me di cuenta de que había llegado al límite”. Fue el momento en que decidió sacar el alcohol de su vida y ayudar a otras personas en su misma situación a través de la asociación.

 

En Salamanca se celebran reuniones cerradas (que suelen comenzar a las 20 horas) en dos grupos diferentes: Grupo Fátima, en la calle Bolívar 45 (Parroquia) martes, jueves y viernes; y el Grupo Salamanca, en el Paseo del Rollo 53 (Parroquia), los lunes y miércoles. El teléfono para ponerse en contacto con la asociación es el 646-78-95-50.