Alcaldes y concejales de la Comarca de Alba rechazan la Ley de Ordenación del Territorio de la Junta

PSOE

Los ediles socialistas denuncian también la parálisis de gestión en la Diputación de Salamanca incapaz de dar respuesta a los problemas de los municipios.

Alcaldes y concejales socialistas de la Comarca salmantina de Alba de Tormes han anunciado su total rechazo a la Ley de Ordenación del Territorio, en los términos actuales en que ha sido presentada por la Junta, porque va a romper la actual vertebración territorial de la provincia, y por tanto, un perjuicio económico, político y social para la gran mayoría de los pueblos de Salamanca. 

 

Una desvertebración que va a suponer la supresión de la autonomía municipal, y que incidirá directamente en la calidad de la prestación de los servicios y, por tanto, en un aumento de la despoblación o traslado de población de pequeños municipios a los grandes núcleos tanto urbanos como rurales o cabeceras de comarca.

 

En un encuentro mantenido en la localidad de, La Maya, y en el que estuvieron presentes, el Secretario General de los socialistas salmantinos, Fernando Pablos, la portavoz del PSOE en la Diputación, Carmen García, y el diputado de zona, José Lucas, los ediles socialistas han mostrado su desconfianza a que la Ley de Ordenación del Territorio presentada por la Junta pueda servir para el desarrollo del mundo rural y la mejora en la prestación de servicios. Una ley que no favorece en nada la lucha contra la despoblación y pone en cuestión la labor y el trabajo de Consistorios y Mancomunidades en su tarea diaria y más cercana a los ciudadanos a la hora de resolver problemas, prestar servicios y preocuparse por su bienestar.

 

Todos los presentes en la reunión coincidieron a la hora de resaltar que esta nueva Ley se suma y ahondará aún más en el fracaso del modelo de gestión implantado por el PP en la Diputación de Salamanca, especialmente en materia de inversiones e infraestructuras. Una reivindicación de la que tomó buena nota el cabeza de lista al Congreso de los Diputados por la provincia salmantina, David Serrada, que también participó en esta jornada de trabajo de La Maya. 

 

Una jornada de trabajo que sirvió también para mostrar la total unanimidad que existe entre los alcaldes y concejales de la comarca a la hora de denunciar la parálisis de gestión que existe en la Diputación de Salamanca, encabezada por su presidente Javier Iglesias,  incapaz de dar respuesta a los problemas de los municipios.

 

Los ediles mostraron  su malestar e indignación por la discriminación y el daño que supone para los pequeños municipios la escasa inversión prevista en los Planes Provinciales que la institución provincial aprueba una y otra vez, una situación que se viene repitiendo año tras año tanto en época de crisis como de bonanza económica. 

 

En este sentido se recordó que no sólo se invierte poco y mal sino que además lo que se presupuesta se queda sin ejecutar año tras año en una gran proporción que supone que una de cada tres obras presupuestadas se queda sin realizar.