Alcaldes de la provincia critican el proyecto de modelo territorial de la Junta porque deja a sus ayuntamientos “casi sin funciones”

Las Diputaciones y las nuevas Mancomunidades de Interés Comunitario serán las encargadas de gestionar los recursos de aprobarse el anteproyecto de la Junta de Castilla y León.

La Junta de Castilla y León continúa con el estudio del nuevo modelo territorial que pretende imponer en todas las provincias de la región, y que según el anteproyecto de Ley al que ha tenido acceso TRIBUNA se basa en las Mancomunidades de Interés Comunitario, que han sustituido a los Distritos de Interés Comunitario (DIC) y que parece que son el modelo definitivo siempre que Las Cortes lo aprueben y la ley del Gobierno, que está por encima, no autorice otro tipo de modelo que tiene en mente.

 

Este nuevo modelo de asociación “voluntaria” de municipios (siempre queda claro que es voluntario) pretende la unión de los pueblos en las citadas Mancomunidades de Interés Comunitario, al tiempo que aboga por la supresión de las mancomunidades ya existentes, propuesta también del Gobierno, y que ya han dejado claro los representantes de estas instituciones, no van a permitir.

 

“El patrimonio de las mancomunidades es de cada ayuntamiento porque se autofinancian, sin subvenciones ni ayudas. La gestión de más del 80% de los consistorios y mancomunidades tiene una buena gestión y no presenta nada raro en sus cuentas”. Así se expresan varios alcaldes y presidentes de estos colectivos, que ya han presentado casi 200 firmas de ayuntamientos mediante un escrito en el que señalaban que “rechazan el modelo actual de la Junta y no están conformes con el actual proyecto para la Ordenación del Territorio en Castilla y León”.

 

Ante eso, y según el documento, demandan: “Representación de los pequeños municipios y mancomunidades en la mesa para la ordenación del territorio. Un modelo de financiación previo que avale la viabilidad del nuevo Proyecto. Que se nos dé a conocer el texto íntegro del Anteproyecto de esta Ley antes de ser sometido a la aprobación de las Cortes”.

 

Principales competencias y funciones de las distintas entidades locales en el nuevo modelo

 

De este modo, y según el documento de la Junta de Castilla y León, las diputaciones provinciales decidirán y gestionarán las inversiones en:

  • Carreteras provinciales.
  • Parque móvil, camiones y equipamiento provincial.
  • Plantas de transferencias y centros de tratamientos de residuos.
  • Contendores selectivos.
  • Centros de información y formación juvenil.
  • Campamentos juveniles.
  • Bibliobús.
  • Archivo documental histórico.
  • Parque temático y de ocio.
  • Oficinas de información al consumidor.
  • Parques de bomberos.
  • Pisos tutelados.
  • Centro de acción social.

Las Diputaciones también van a gestionar los gastos corrientes de mantenimiento de las anteriores inversiones al tiempo que llevarán diversos servicios públicos como las publicaciones oficiales del BOP, control de calidad del agua, apoyo a los viveros de empresas o políticas de emigración, entre otras muchas. 

 

Municipios menores de 20.000 habitantes

 

Ante esta situación, los municipios de la provincia van a tener diversas funciones según su nivel poblaciones. De este modo, los de menos de 1.000 habitantes, más del 80% de los que hay en la provincia, gestionar inversiones locales en puntos como la sede del ayuntamiento, las calles, el depósito del agua, alumbrado, saneamiento, parques, consultorio médico… entre otras, pero luego el documento se contradice y señala: “… excepto calles, depósito del agua, red de distribución de agua, red de saneamiento, red de alumbrado público, parques y jardines y columpios y circuitos biosaludables”.

 

Además, llevarán servicios públicos como los empadronamientos, venta ambulante, organización de eventos o la gestión del patrimonio, entre otros, según el presente documento.

 

En cuanto a las localidades de 1.000 a 5.000 habitantes, se les aplican las mismas funciones que al resto, pero se le añade la gestión del recinto ganadero, museo municipal, teatro, plaza de toros o establecimientos turísticos, mientras que las localidades de entre 5.000 y 20.000 habitantes también deben gestionar el mercado de abastos, la sala de exposiciones y el centro de día.

 

Contratación de funcionarios

 

Por último, y según ha podido saber TRIBUNA, el modelo incluye en estas nuevas Mancomunidades la contratación de varios funcionarios que gestionen estos colectivos con un mapa de la comunidad que aún se desconoce, y que sustituirán a los actuales secretarios y que suponen un gasto menos, según alcaldes de la provincia.

 

No en vano, habrá que esperar para conocer si realmente éste es el proyecto definitivo o si prevalece el que marque el gobierno de Rajoy que ya ha anunciado que suprimirá muchas mancomunidades y mantendrá las Diputaciones. Pronto, la próxima entrega.