Alcaldes de la línea de tren entre Salamanca y Ávila piden que se incluya en la lista de conexiones de obligado servicio público

Los alcalde de los seis municipios que se reunieron en Peñaranda para rechazar la supresión del tren regional

Seis alcaldes de municipios con paradas en el tren que une Salamanca con Ávila se reunieron hoy en Peñaranda para manifestar su rechazo a la supresión del servicio del tren que sale de Salamanca a las 16:30 y de Ávila a las 07:05

Tras el encuentro, el alcalde de Peñaranda de Bracamonte, José Antonio Jiménez Barcala, leyó un manifiesto en el que mostraron "su apoyo a la Consejería de Fomento en las negociaciones con el Ministerio para incluir dicha línea en la lista de conexiones ferroviarias de obligado servicio público, dentro del Plan de racionalización del transporte ferroviario". 

 

"Si dicho acuerdo no fuera posible, pedimos a la Junta de Castilla y León que asuma el coste de dicha línea, para garantizar estos desplazamientos" prosiguió el manifiesto en el que se reflejaba que "pensamos que la solución no es suprimir el servicio sino optimizarlo y analizar las causas de no rentabilidad económica, para hacerla viable". 

 

En el encuentro se dieron cita el alcalde de San Pedro del Arroyo, Santiago Sánchez, el primer edil de Crespos, Santiago Blázquez, el alcalde de Chaherrero, Jesús Hernández, y el de Narros de Castillo, Enrique López, además de los alcaldes de Peñaranda de Bracamonte y Villar de Gallimazo, José Antonio Jiménez Barcala y Samuel García, respectivamente. 

 

El alcalde peñarandino afirmó que este encuentro se celebró "a instancias del alcalde de Narros del Castillo". Esta línea también tiene parada en las localidades salmantinas de Babilafuente, San Morales y Aldealengua. 

 

Los primeros ediles temen que la supresión de este tren sea el inicio para que se cierre la línea. Además, han comentado que algunos de ellos se quedarían sin transporte público, ya que en Villar de Gallimazo no hay parada de autobús público. 

 

Por otra parte, el alcalde de Narros de Castillo explicó que esta línea es importante no sólo por la comunicación con Ávila y Salamanca, sino también por la comunicación entre los propios pueblos, y con Peñaranda.