Alcalde de Salamanca reconoce el “escaso margen de maniobra” si la Fundación Germán Sánchez Ruipérez decide irse de la ciudad

Pide "prudencia y respeto” en las declaraciones porque todavía “no es oficial” que estas instalaciones cierren sus puertas

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha reconocido que el Ayuntamiento cuenta con un “escaso margen de maniobra” si la Fundación Germán Sánchez Ruipérez decide finalmente cerrar el Centro Internacional del Libro que desde la década de los 80 permanece abierto en la ciudad.

 

Fernández Mañueco ha pedido “prudencia y respeto” en las declaraciones porque todavía “no es oficial” que estas instalaciones cierren sus puertas definitivamente y se trasladen a la Casa del Lector en Madrid.

 

“Vamos a ver qué es lo que resulta” porque “son los herederos los que tienen la posibilidad de interpretar la voluntad de Germán de Sánchez Ruipérez”, ha dicho el primer edil durante una rueda de prensa en la Casa Consistorial.