Alcades y concejales socialistas de la comarca de Vitigudino creen que los planes provinciales son un fraude

La inversión es escasa, va en contra de la autonomía municipal, marginan a algunos municipios
Los alcaldes y concejales socialistas de la Comarca de Vitigudino han mostrado su indignación con los Planes Provinciales aprobados por el equipo de gobierno del PP en la Diputación, en un encuentro mantenido con cargos públicos del PSOE de Salamanca entre los que se encontraban, los diputados provinciales José Francisco Bautista y Carmen Romero, el Procurador del PSOE, Juan Luis Cepa y el responsable económico de la Ejecutiva Provincial de los socialista salmantinos, Toribio Plaza.

Para los ediles socialistas los Planes Provinciales aprobados por la Diputación además de ser discriminatorios e injustos, marginan a los municipios pequeños porque a muchos de ellos no les baja la aportación nada mientras que a otros se le reduce en un 10, 15 ó 20 %, van en contra de la autonomía municipal.

Estos Planes tienen una disminución del 50% respecto a los Planes anteriores por lo que la inversión va a ser escasa, inútil, e ineficaz, a la hora de afrontar los graves problemas en servicios e infraestructuras que sufre la provincia salmantina al pone en ellos inversiones que son financiadas quitando o dejando de ejecutar otras inversiones como las del Plan Provincial de Carreteras, lo que constituye todo un fraude y una gran estafa. Unos planes despectivos con los ayuntamientos y sus alcaldes y concejales, en los que no se confía al ser un instrumento dirigido a seguir fomentando la gestión basada en el clientelismo político, cargados de sumisión y nada reivindicativos con la administración central y autonómica que marginan a Salamanca colocándola en la última posición de la Comunidad y una de las últimas de España en inversión y aportación media tanto por habitante como por kilómetro cuadrado

En este encuentro los alcaldes y concejales socialistas acordaron también manifestar directamente al Presidente de la Institución provincial, Javier Iglesias, su tremendo malestar y su desacuerdo con la penalización que tienen que asumir los pequeños municipios cuando son ellos mismos los que contratan la obras para sus respectivas localidades.