Alberto Miranda comandará la 'nave azul' la próxima temporada

Raquel Romo, que ha sido jugadora y entrenadora en las categorías inferiores, será la segunda técnico en el banquillo 'perfumero'

Cuerpo técnico completamente salmantino. Perfumerías Avenida deshojó la margarita y ha dado a conocer el nombre del entrenador que guiará al equipo la próxima temporada.

Se trata de un hombre de club, Alberto Miranda, segundo de Lucas Mondelo los últimos años, que contará además con Raquel Romo como segunda entrenadora, profesional que proviene de las categorías inferiores del club, donde ha sido jugadora y técnico.

Avenida también seguirá contando con David Noreña como preparador físico para completar un equipo en el que se esperan muchos éxitos. El presidente del club, Jorge Recio ha sido el encargado de presentar al nuevo 'jefe' que comandará la 'nave azul' la próxima temporada asegurando que su "formación es envidiable" y alabando que se ofreciera al club "hasta para entrenar a los infantiles".

El propio Miranda se ha mostrado "agradecido" al club en el que comenzó en 2003 entrenando a un equipo cadete, ya que "este club me ayudó a crecer". Ahora vuelve al frente de un equipo cuando el club "es 'top' de Europa y en el que vamos a pelear por todo".

Sin demasiadas 'modificaciones' en la forma de jugar
Su intención es "hacer jugar bonto al equipo y mantener sus señas de identidad", ya que como él mismo ha subrayado "cuando algo funciona no hay que modificarlo demasiado".

Alberto Miranda asume, además con naturalidad la responsabilidad de comandar al equipo charro, que tiene "que aspirar a todo en las competiciones nacionales".

El nuevo entrenador charro reconoce que tendrá a sus órdenes a una plantilla "bien construida y equilibrada" y que su misión será "hacer crecer a este equipo y mantener el nivel que tenemos hasta ahora".

Por último, Miranda quiso subrayar que éste es "el sueño de cualquier entrenador, el mío en concreto desde los 18 años, que es entrenar al equipo de máximo nivel de tu ciudad. Y creo además que debe ser una alegría inmensa para todos los entrenadores de Salamanca que ven cómo en este club se confía en la cantera.