Alba Torrens hace de Würzburg su territorio

No pudo ser. Perfumerías Avenida se despidió de la presente edición de la Euroliga tras caer 54-75 ante un Galatasaray superior y con una jugadora como Alba Torrens que en su regreso a Würzburg asumió liderazgo y galones en los momentos clave del duelo para llevar a su equipo al triunfo. 

54 PERFUMERIAS AVENIDA (12+12+16+19): Leonor Rodríguez (0), Marta Xargay (8), Shay Murphy (10), Angelica Robinson (15) Kristal Thomas (4) -cinco inicial-, Marta Fernández (11), Mariona Ortiz (0), Marija Rezan (6), Maria Pina (0). 

 

75 GALATASARAY  (16+18+22+19): Zellous (22), Alben (4), Yilmaz (0), Lyttle (13), Torrens (21) –cinco inicial-, Bone (10), Kimyacioglu (5), Sencebe (0)

 

ÁRBITROS: Haydn Jones (WAL), Paulo Marques (POR), Bernard Vassallo (MLT).

 

INCIDENCIAS: Segundo partido del play off a tres disputado en el pabellón de Würzburg. Lleno absoluto.

Perfumerías Avenida lo intentó pero no pudo oponer resistencia a un Galatasaray que tenía muy claro que debía llevar el encuentro de Würzburg al límite para no tener que disputar un tercer duelo en Estambul. Una defensa durísima y el talento de sus jugadoras, especialmente de Alba Torrens y Zellous, le fueron suficientes. La española, en su regreso a Würzburg demostró lo que es, sino la más grande, de las más grandes jugadoras del panorama europeo. La defensa en el momento justo, el triple para cortar la racha del rival, una forma de correr la pista imparable... recursos sin fin que un día disfrutó el pabellón salmantino y que esta vez tocó sufrir. 

 

Avenida, siempre a remolque, opuso resistencia lo que le duraron las fuerzas a sus jugadoras vitales.

 

Uno y otro equipo salieron al campo con la idea de que en el trabajo atrás se podía fundamentar la opción de victoria y ambos se aplicaron en esos primeros instantes dificultando que su rival encontrara el camino a canasta. En esa lucha el primero en encontrar una solución fue Galatasaray que miró hacia sus jugadoras de más calidad para que se buscaran la vida. Torrens reclamó el balón y de su mano llegaron los primeros puntos y el primer estirón de las turcas, 2-10.

 

Los problemas de Perfumerías Avenida para encontrar vías de acceso al aro eran evidentes. No podía correr y en estático se sucedían los lanzamientos infructuosos incluso bajo la canasta, 4-14. Zellous y Torrens ataban en corto a Murphy que no sólo no tiraba sino que apenas podía tocar balón y el equipo no encontraba otras soluciones. La salida a pista de Marta Fernández le dio un poquito más de agresividad al ataque local que poco a poco comenzar a restar distancias. Llegaron los primeros puntos de Robinson y Xargay y el cuarto se finiquito con una desventaja de apenas cuatro puntos, 12-16, que permitían pensar que el buen camino se había encontrado.

 

El problema para Avenida era que en el parqué había una jugadora dispuesta a hacer suyo el partido y cuando esa jugadora tiene el nombre de Alba y el apellido de Torrens puede suceder que en un visto y no visto su equipo vuelva a coger una renta importante. Dos canastas seguidas en apenas diez segundos fueron su carta de presentación en el cuarto –acabó al descanso con 14 puntos-, y además Bone volvía a crear problemas a todos los postes locales de manera que los +10 para Galatasaray volvieron con un 14-24 mediado el segundo parcial.

 

Buscó soluciones Lapeña poniendo una zonal que cerraba la opción al pase interior y el duelo se convirtió en un toma y daca, con acciones al límite de la legalidad. Con diez abajo buscó vestuarios Perfumerías Avenida para tratar de encontrar en el descanso soluciones que le permitieran dar más continuidad a su juego de ataque, 24-34. 

 

Catorce abajo se volvió a ver Avenida nada más reanudarse el encuentro. Una brecha que podría minar la moral de cualquiera pero el equipo mantuvo la fe. Dos triples, los primeros del partido para las locales, de ‘las Martas’ permitieron a las azules situarse a seis de distancia y devolver la fe a la grada, aunque Torrens volvió a coger la batuta, y también desde 6,75, se encargó de rebajar la euforia con tres puntos a los que sumó una asistencia en la siguiente acción.  

 

Demasiado tiempo remando contra la marea como para resistir y Avenida comenzó a desfondarse. Con una ventaja holgada jugadoras como Zellous se sienten en su salsa y la americana empezó a hacer honor a su fama de tiradora anotando una tras otra vez, engordando su estadística, realizando una exhibición y, de paso, poniendo la puntilla al duelo en cuyos últimos cinco minutos entraron las locales 20 abajo, 42-62.

 

Tiempo para que Perfumerías Avenida y su afición se despidieran de la Euroliga 2014. Desde la granda cantando y animando al equipo, desde la pista, con algunas jugadoras ya desfondadas dejándose ir. 

Alba Torrens corre sobre la pista de Würzburg ante la defensa de Marta Xargay (Foto: T. Sánchez)
Ver album