Al subdelegado no le gusta pero afirma que su presencia es "un derecho"

Jesús Målaga reconoce que no le gusta la acampada en la Plaza Mayor pero que decidió aprobarla, tras recibir asesoramiento, para cumplir la ley

El subdelegado del Gobierno en Salamanca, JesĂşs MĂĄlaga, ha reconocido que no le gusta que haya una acampada en la Plaza Mayor de la ciudad pero que decidiĂł dar su aprobaciĂłn a la concentraciĂłn porque asĂ­ lo contempla la ley.

El representante del Ejecutivo nacional ha seĂąalado que lo han asesorado los servicios jurĂ­dicos del Estado y que, tras conocer sus versiones, se ha decantado por dar el permiso a la concentraciĂłn en la Plaza Mayor.

“El derecho de manifestación está protegido al máximo nivel” y que la negativa a una actividad de este tipo tiene que estar fundamentada con razones de “muchísimo peso” que en este caso no se han dado, ha dicho.

Ha puesto como ejemplo que ya en Salamanca se mantuvo durante meses una pancarta a favor de la unidad del Archivo de la Guerra Civil y que, “aunque hubo protestas de ciudadanos”, se mantuvo en el balcón principal de la Plaza.

En cuanto a manifestaciones, ha recordado que hubo una situación “muy similar” en Valladolid. Entonces, había una acampada que retiró la Policía Local, por lo que los tribunales condenaron al Consistorio con 30.000 euros. “Son temas en los que hay que andar con mucho cuidado”, ha añadido.