Al Santa Marta se le escapa una ocasión de oro

Ramajo tuvo una de las ocasiones más claras del partido, con un remate de cabeza al palo (Foto: Teresa Sánchez)

Ocasión desperdiciada por la UD Santa Marta que podía haber dado un importante salto en la clasificación. El Mirandés B hizo daño con poco y los visitantes erraron sus ocasiones.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

UD SANTA MARTA: Rubén, Dela, Revilla (Bay, min. 72), Juampa, Gallego, Montes, Víctor Abajo (Rivera, min. 75), Asensio, Quirós (Julen, min. 62), Palomi y Ramajo

 

MIRANDÉS B: Moussa, Asier, Carri, Dani, Andrés, Unai, Alex (Samu, min. 84), Mikel (Alberto, min. 52), Álvaro (Blas, min. 75), Javi, Eric.

 

ÁRBITRO: Rodrigo Crespo Villa. Mostró cartulina amarilla al local, Asensio y a los visitantes Moussa, Carri, Andrés,, Eric. Expulsó a Asensio. 

 

GOLES:  0-1, min. 37, Mikel.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 23 de Liga disputado en el Alfonso San Casto. 

La oportunidad se presentaba inmejorable para la UD Santa Marta que recibía a un equipo que llegaba con un punto menos y además lo hacía después de acumular una racha de resultados positivos desde que comenzó 2016. Los tres puntos le podían alejar de la zona de peligro pero si algo está claro es que los partidos hay que jugarlos sobre el césped, no sobre la clasificación.

 

El Santa Marta quiso mandar en su salida al campo pero se encontró un Mirandés B muy serio, bien plantado sobre el terreno de juego y que no temía la pelea en la medular. Precisamente así transcurrió la primera media hora de partido, con pocas llegadas al área, y mucha pelea en el centro.

 

Los locales intentaban llegar buscando bien balones en largo para aprovecharlos directamente o en segunda jugada o bien entradas por las bandas pero apenas pisaron el área con peligro en dos ocasiones. Incidía el Mirandés por la banda derecha buscando dos jugadores a Revilla, aunque lo solucionó bien el equipo hasta que llegó la jugada del gol. Aparentemente un centro que no llevaba peligro fue despejado pero cayó en la frontal donde Mikel enganchó una volea inapelable ante la que Rubén no pudo hacer nada.

 

El Santa Marta no reaccionó al gol y de hecho se fue al descanso con la sensación de no saber por dónde ‘meter mano’ a su rival. 

 

Sí lo intentó el equipo en el segundo tiempo, con menos fluidez que en otros encuentros, pero generando en este segundo tiempo ocasiones más claras sobre todo en el tramo final y tras la entrada de Julen. Desde su posición de mediapunta él tuvo una clara en un disparo franco, aunque algo escorado en la frontal del área, que cruzó demasiado.

 

Mucho más clara la posterior de Ramajo cuyo cabezazo perfecto al encontrar en el segundo palo el centro de Montes se marchó a la madera, que lo repelió al centro del área sin que hubiera una segunda llegada.

 

Ya cuando el encuentro tocaba a su fin, el Santa Marta pidió un clarísimo penalti que el portero visitante cometió en una salida en la que arrolló y golpeó en la cara a Dela -acabó en el hospital con fisura de los huesos propios-. El colegiado estaba delante e hizo caso omiso para acabar después expulsando a Asensio. Ahí murió el partido y la posibilidad del Santa Marta de dar otro salto en la clasificación. 

Noticias relacionadas