Al Real Madrid le bastan 20 minutos para sentenciar al Atlético y mantener el liderato

El Real Madrid venció un derbi cómodo, plasmando su superioridad en veinte minutos iniciales de buen fútbol con goles de Ricardo Carvalho y Mesut Özil, ante un Atlético de Madrid gris.
EFE

El escenario en el que se presentaba el duelo era tan desigual que nadie se extrañaba de ver un 2-0 en el marcador a los 18 minutos. Pocos creían en el Atlético. El pesimismo rojiblanco no es una de sus virtudes.. En el polo opuesto está instalado el Real Madrid de José Mourinho. La moral por las nubes. Disfrutando de una dinámica que le hace saltar al campo con hambre de éxito, con la victoria como único pensamiento en su cabeza. Este año evitaron el gol inicial del Atlético. Golpearon primero con un inicio arrollador.

Las noticias ofensivas del Atlético las inventó un soberbio José Antonio Reyes. El Kun disparó desviado en la primera, tres minutos antes de que el partido se rompiese. A los trece, en una acción protestada por los rojiblancos que pidieron falta de Xabi Alonso sobre Reyes, nació una acción que acabó en pase de Di María desviado por Ujfalusi, del que se aprovechó a placer Carvalho que pasaba por allí. Buscó la espalda de los laterales el Real Madrid con Xabi Alonso dando clases del pase en largo, hasta que apareció Özil. Destila calidad en cada acción. Dejó un gesto técnico pegado a banda con túnel y recorte ante dos rivales que levantó a la afición del Bernabéu. No se había sentado cuando aceptó el regalo de De Gea en una falta lateral, tapada solo con dos hombres, ajustando el zurdazo al palo largo sin reacción para el joven portero.
Íker Casillas si fue decisivo cuando el Real Madrid bajó el ritmo. Intervenciones a dos disparos del Kun, Forlán y luciéndose con una parada llena de reflejos a testarazo de Domínguez o Reyes. Fueron los mejores minutos del Atlético de Madrid.