Al menos seis detenidos en la marcha contra los recortes que ha recorrido Génova y Ferraz

La delegada del Gobierno en Madrid, increpada y abucheada
La marcha convocada en Madrid contra los recortes aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy ha concluido tras más de cinco horas después de realizar concentraciones en las sedes del PP y el PSOE, la madrileña Puerta del Sol y el Congreso de los Diputados en la Carrera de San Jerónimo.

La marcha, que han secundado más de un millar de personas, ha comenzado a las ocho de la tarde frente a la sede del PP de la calle Génova y, tras realizar concentraciones en la sede de Ferraz del PSOE y recorrer las calles de la almendra central de la capital, se ha dado por concluida sobre la una de la madrugada tras llevar a cabo protestas en la Puerta del Sol y el Congreso.

Los momentos de máxima tensión de la marcha, convocada en las redes sociales y que carece de autorización por parte de la Delegación del Gobierno de Madrid, se han registrado cuando los agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) o antidisturbios han cargado en las proximidades de la sede del PSOE en Ferraz y en Neptuno contra los manifestantes.

Al menos seis personas han sido detenidas, según informó a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, por atentado contra agentes de la autoridad y han sido trasladadas a dependencias de la Brigada Provincial de Información.

Así, en las proximidades de Ferraz, un primer 'rifirrafe' entre un grupo de participantes en la marcha y los policías ha llevado al lanzamiento de un objeto que ha derivado en la carga policial. En el entorno de Neptuno, horas más tarde, se han repetido las mismas escenas.

Las cargas en Neptuno han hecho que los manifestantes, cada vez en mayor número, se dispersaran. Así, mientras unos se han dirigido hacia la Puerta del Sol, otros han marchado en dirección hacia el Congreso de los Diputados en la Carrera de San Jerónimo, donde han realizado una sentada.

En la zona de la Plaza de Canalejas con Zorrilla, los agentes de la Policía han identificado a varias personas y la marcha ha provocado cortes de tráfico y atascos en calles como Princesa, Gran Vía y Alcalá. En un momento de la misma, los manifestantes han aplaudido a los agentes antidisturbios cuando estos se han retirado las caretas con las que se protegen.

LA DELEGADA DEL GOBIERNO, INCREPADA
Otro de los momentos de tensión se ha vivido cuando la marcha se ha topado casualmente en la zona de la Glorieta de Bilbao con la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, a la que ha acompañado a pie durante un trayecto de más de cincuenta metros al grito de 'dimisión', 'dimisión'.

Los participantes en el acto de protesta han acompañado a la delegada del Gobierno por la calle Manuela Malasaña durante un trayecto de más de cincuenta metros con gritos de dimisión y recriminaciones por las actuaciones policiales de estos días.

Finalmente, Cifuentes se ha refugiado en un restaurante etíope ubicado a la altura del Teatro Maravillas para evitar seguir siendo increpada. Tras esperar unos diez minutos a que la marcha de protesta siguiera su curso, la delegada del Gobierno ha abandonado el establecimiento y se ha dirigido a un portal cercano, que ha abierto con su propia llave.

Al ser preguntada al respecto por Europa Press, Cifuentes se ha mostrado reticente a responder y ha eludido desvelar si tiene pensado denunciar lo sucedido. "Ya lo veremos", ha dicho a Europa Press con un gesto de tensión en el rostro.

AMBIENTE FESTIVO
Durante toda la marcha, a la que se ha ido sumando gente según avanzaba la noche, se han repetido las consignas contra el Gobierno de Mariano Rajoy y su gabinete. 'Rajoy aprovecha y vete hoy' o 'Rajoy dimisión' se han mezclado con gritos de 'Dónde está, no se ve, la extra de Navidad' o 'Todos sois hijos de Fabra' y 'Andrea yo te quiero, Andrea yo te adoro, tengo tu foto en el inodoro', en alusión a la hija del expresidente de la Diputación de Castellón Andrea Fabra por aplaudir los recortes del Ejecutivo.

Los manifestantes portaban muchas pancartas con la palabra 'No' para rechazar los recortes, así como con dibujos de tijeras tachados o directamente el mensaje escrito de 'No a los recortes'. Entre los participantes, la mayoría de ellos jóvenes, se han visto las camisetas verdes en protesta por los recortes educativos.

Los edificios de las sedes de PP y PSOE, así como el Congreso de los Diputados, habían sido acordonados para prevenir incidentes y la presencia policial ha sido intensa a lo largo de todo el recorrido de la marcha, incluida la madrileña Puerta del Sol.

La marcha se ha dado por concluida sobre la una de la madrugada, aunque tanto en la zona del Congreso como en la Puerta del Sol resistían pequeños grupos de personas que charlaban animadamente y, de vez en cuando, lanzaban alguna consigna contra el Gobierno.