Al Atlético le basta un gol para demostrar que también sabe rugir

Fernando Torres

Un gran gol de Torres, que sigue de dulce, da la victoria al equipo de 'Cholo' que sigue igualado con el FC Barcelona. La mala noticia, la lesión de Godín. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ATHLETIC CLUB: Iraizoz; Bóveda, Balenziaga, San José, De Marcos,  Beñat, Susaeta (Lekue, min.73), Etxeita (Iturraspe, min.65), Muniain (Williams, min.59), Raúl García y Viguera.

 

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín (Lucas, min.11), Savic, Filipe Luís; Augusto, Saúl, Thomas (Carrasco, min.62), Koke; Griezmann y Fernando Torres.

 

GOL

   0 - 1, min.39, Fernando Torres.

 

ÁRBITRO: Martínez Munuera (C. Valenciano).

 

ESTADIO: San Mamés. 44.474 espectadores.

El Atlético de Madrid dio un paso al frente en su pelea por el título de Liga al imponerse al Athletic Club (0-1) gracias a un solitario tanto de Fernando Torres, que mantuvo el idilio colchonero con el nuevo San Mamés y permitió a los rojiblancos seguir la estela del FC Barcelona, que no falló en su envite en Riazor.

 

Los del Cholo Simeone volvieron a dar una lección de cómo se juega en equipo. Sin brillantez, pero con oficio. Así defendió sus opciones el Atlético en la Catedral del fútbol, cuyas visitas desde la construcción del nuevo estadio, siempre han sido positivas para los de la capital. Este miércoles fue suficiente un gol de Torres.

 

El 'Niño', que está en un dulce momento, es el delantero español más en forma y ha conseguido 7 goles en lo que va de año, el mejor promedio de 2016. Torres, además, certificó una racha que jamás había conseguido como profesional: marcar en cinco partidos de forma consecutiva. El de Fuenlabrada volvió a ser vital en el esquema atlético.

 

Y eso que los de Valverde no empezaron mal pese a la baja de Aritz Aduriz, su principal suministrador de goles. Los disparos lejanos y la tempranera lesión de Godín --cuya presencia para medirse al Bayern queda en duda-- ayudaron a comprimir los esfuerzos del cuadro visitante y dejaron crecerse a los de casa.

 

Todo hasta que llegó el gol de Torres, a los 39 minutos, con un cabezazo de 'killer' que llegó tras una asistencia de Griezmann. El francés se vistió de Koke y construyó con mucho criterio el 0-1, a la postre, el único tanto del encuentro. Acto seguido, con Iraizoz en el suelo, Thomas tuvo el 0-2 con un disparo al poste.

 

En la segunda mitad, después de haber cumplido el guion que quería el Atlético --como reconoció Torres tras el partido-- les tocó sufrir ante el empuje de Williams, que tuvo una ocasión clarísima e incluso Lekue, que buscó batir la gran racha de Oblak con sendos disparos desde fuera del área que no llegaron a buen puerto.

 

Así fue hasta el tramo final, donde el duelo acabó deshilachándose con los contraataques. Carrasco, tras una carrera maratoniana, falló la más clara para los del Cholo, que siguen creyendo en que dependen de sí mismos para ganar la Liga. Mientras esté el Atleti todo es posible antes de que llegue el último minuto del último partido.