Ahigal de los Aceiteros usará su almazara en esta campaña 2010

Objetivos cumplidos. La primera aceitería ecológica de Castilla y León está en la última fase de las obras e iniciará su actividad a mediados del mes de noviembre con mejores perspectivas que en 2009
chema díez
La primera almazara ecológica de Castilla y León iniciará su actividad a mediados del próximo mes de noviembre después de la finalización de las obras de la misma en la localidad salmantina de Ahigal de los Aceiteros.

El proyecto, fruto del trabajo de varios años por un grupo de once socios de la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) Ahigal de los Aceiteros, llegará a su fin gracias al apoyo de la Junta de Castilla y León, que otorgó 200.000 euros de los 600.000 de subvención total.

Así, uno de los impulsores y fundadores de esta idea es Jesús Carballares, presidente de la asociación Oleum Vettonia, que busca además, un sello de calidad para el aceite de la provincia en el entorno de toda la Comunidad. Esta asociación surgió con este objetivo, pero se da la casualidad de que los miembros coinciden con los de la SAT Ahigal de los Aceiteros, aunque fueron objetivos distintos.
“Estamos muy satisfechos con este proyecto y con que haya tocado a su fin para poder empezar a trabajar en esta campaña y comenzar a molturar aceite lo antes posible, con toda probabilidad a mediados del mes de noviembre”, sentencia Jesús Carballares.

Para difundir y promocionar la almazara y conseguir el sello de garantía lo antes posible, desde las asociaciones trabajan continuamente, contando además con diversos proyectos con el país vecino, Portugal, con el que se realizarán diversos actos para la promoción del aceite. Sin ir más lejos, en la jornada del viernes, Ciudad Rodrigo fue testigo de una jornada técnica del aceite con el objetivo de señalar las pautas a seguir para la consecución de la Marca de Garantía.

Hay que recordar que el inicio de las obras de la primera almazara ecológica de Castilla y León se produjo a finales del pasado mes de junio, con la colocación simbólica de la primera piedra y que sirva como impulso definitivo para el sector.

Así lo ha reconocido en muchas ocasiones también el presidente de la SAT Ahigal de los Aceiteros, Luis Ángel Cabezas, que ha trabajado sin parar para la consecución de este proyecto que toca a su fin.

Uno de sus aspectos más destacados es el ecológico, que no posee mucha representatividad ni en la provincia ni en la región, por lo que serán pioneros en la creación de esta almazara dentro del sector, algo que les diferenciará en las producciones del resto de las zonas productoras de aceite, que suelen ser de producción convencional.

Mejor producción que en 2009
Por otra parte, los profesionales de la zona esperan un nivel de producción mayor que la pasada campaña, que no fue muy alto y se situó en torno a los 1,4 millones de kilogramos. Por ello, el presidente de Oleum Vettonia, Jesús Carballares, señala que para este año esperan un rendimiento mayor, casi el doble, pero habrá que esperar para conocer la evolución de la campaña.

No hay que olvidar que las producciones de los últimos años en las zonas aceiteras han sido muy irregulares, pasando de los casi cuatro millones de kilogramos de aceitunas del año 2006, a los 850.000 del ejercicio siguiente, el 2007, o los 1,4 millones de kilogramos mencionados con anterioridad.

Sala profesional de catas
Dentro del impulso que le quieren dar la SAT y Oleum Vettonia al sector, destaca la creación de una sala de catas profesional en la almazara al considerar que la provincia está huérfana de iniciativas como ésta. Otro de los objetivos que tienen en mente se centra en enseñar sus propios aceites con cursos para colegios o diferentes concursos de catas. También se creará una pequeña tienda donde podrán adquirirse este tipo de aceites y otros muchos productos.