Agridulce éxito europeo

MARCA HISTÓRICA, PERO... Halcón Avenida sumó su octava victoria en la liguilla clasificatoria, hecho que no había logrado nunca, pero no le sirvió para lograr un cruce ‘fácil’.
ISABEL DE LA CALLE

Halcón Avenida salió a ganar. Lo tenía bien claro. Las chicas entrenadas por Jordi Fernández no querían conocer los resultados que se estaban dando en la jornada europea, porque sólo les valía la victoria. Sin embargo, en días como ayer la derrota hubiera sido más rentable. Cambiar a Ros por Rivas en los posibles cuartos así lo valía.

En el choque de ayer, las charras sufrieron de nuevo una laguna importante en el tercer cuarto, que hizo temer por la victoria.

Al inicio, en cambio, hubo tres claves para que Halcón Avenida terminase el primer cuarto por delante de Schio (20-15): la capacidad anotadora de las dos postes charras y la tremenda calidad de Alba Torrens. Lyttle y Willingham, de hecho, anotaron los 15 primeros puntos de las salmantinas (9 para la caribeña y 6 para la norteamericana). Pero fue el final de cuarto de la mallorquina el que hizo que Schio terminara sin anotar en el último minuto y medio: dos robos suyos y un triple acto seguido dieron la vuelta a un marcador que hasta entonces había sido favorable a las italianas, aunque con rentas muy cortas.

La defensa de Schio hasta la aparición de Torrens, sin embargo, se había mostrado impecable con las exteriores locales, que no se habían estrenado. Asumiendo riesgos con Silvia Domínguez –a la que prácticamente flotaban–, ataron en corto a Anke y Alba.

Halcón Avenida, por su parte, tuvo problemas con Ngoyisa (8 puntos en el primer cuarto), una poste de mucho peso con las que las interiores salmantinas suelen sufrir.

En el segundo cuarto, las locales salieron muy enchufadas de nuevo tal y como se fueron al banco y lograron un parcial de 8-0 en los tres primeros minutos. Tal era el dominio en esta parte central del segundo cuarto, que Jordi Fernández sentó a Sancho Lyttle para darle descanso y dio entrada en la cancha a Olga Podkovalnikova.

Schio intentaba frenar la sangría de puntos lograda por Halcón Avenida con una zona 2x3 que rompió enseguida Torrens con dos triples consecutivos (40-25).

El descanso, sin embargo, sentó mejor a las italianas, que aprovechando la falta de rebote salmantino (ya al descanso se habían ido 16-21 a favor en este apartado), se pusieron por delante en el marcador gracias a sus segundas opciones (47-48, minuto 8).

En estos minutos, Fernández dio entrada a Emilija Podrug al tres, que sufrió con Macchi y, de hecho, le señalaron dos faltas en la misma jugada que hicieron que su técnico la cambiara dando entrada en el parquet de Würzburg a Torrens. La mallorquina fue de nuevo el revulsivo de las azules con cinco puntos que les permitieron encarar el último cuarto con 56-50 favorable.

En el parcial definitivo, la figura de Alba siguió guiando a las charras con un triple a tablero sobre la bocina de posesión cuando Schio se había vuelto a poner a un punto (56-55). Y si al comienzo del partido el peso anotador de Halcón Avenida lo llevaban las interiores, al final del último cuarto fue el exterior el que daba el do de pecho capitaneado por Silvia, Alba e Isa, que anotaban cuatro triples. Con estos doce puntos, el conjunto charro se ponía ya diez arriba (75-62) con tres minutos por delante.

El camino hacia los octavos de final quedaba sellado frente al conocido Bourges francés y los cuartos, ante un compatriota, que no era precisamente el más deseado por todos, Ros Casares.