Agricultura se compromete a abonar el dinero de los PDR antes del 30 de noviembre con mayor cuantía para Castilla y León

Arias Cañete ha prometido que el sector vacuno "no va a quedar mal" en la reforma de la PAC y  que Castilla y León "seguirá recibiendo fondos de Desarrollo Rural y de ayuda a la producción de remolacha".

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se ha comprometido este miércoles a abonar a Castilla y León el dinero pendiente de las ayudas del Plan de Desarrollo Rural antes del día 30 de noviembre y ha sugerido la posibilidad de que la Comunidad reciba "más cantidad de la prometida".

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, Arias Cañete ha asegurado que "no hay ningún desfase" en estos pagos, ya que dicha partida debía transferirse "a lo largo de 2013" y "no el 1 de enero", algo "imposible" para un gobierno, pues "no dispone de todo el presupuesto del año el primer día".

  

Así, el ministro ha recordado que la última cantidad que queda pendiente de abonar en 2013, que oscila entre los 8,2 y los 8,4 millones sobre un total de 46,3, está en trámite la transferencia y "ya se ha comunicado que la próxima semana llegará la última cantidad que falta para cumplir".

  

En cuanto a la posibilidad de que Castilla y León incluso reciba "posiblemente más cantidad de lo prometido", ha apuntado que esta partida extra se computaría para el año siguiente.

  

Miguel Arias Cañete ha realizado estas declaraciones en Valladolid, donde ha participado en un foro organizado por el diario El Norte de Castilla y ha formado parte del jurado del IX Concurso Nacional de Pinchos y Tapas 'Ciudad de Valladolid'.
  
AGRICULTOR ACTIVO

  

En su visita a la capital del Pisuerga, el ministro también se ha referido a la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) y a la polémica surgida con las organizaciones profesionales agrarias (OPA) sobre la denominación de agricultor activo para poder recibir las ayudas europeas.

  

En este sentido, Arias Cañete ha apostado por considerar agricultor activo a todo aquel "que mantenga el territorio cultivado y genere riqueza y empleo", con independencia de si está dado de alta como tal o no en la Seguridad Social, ya que en su opinión habría que incluir al productor a tiempo parcial porque "está invirtiendo" en maquinaria, fertilizante o semillas.

  

Aunque ha admitido que "existen muchas sensibilidades" al respecto y "todas son válidas", como "ministro de todos" que es debe "elegir lo menos malo para la mayoría", por lo que ha emplazado a las comunidades autónomas a "dar vueltas" al asunto para resolver esta definición y "excluir a aquellos que no tienen actividad agraria", si bien ha recordado que de limitarlo a los inscritos en la Seguridad Social "sólo el 17 por ciento de los actuales perceptores recibirían la ayuda de la PAC".

  

Por otro lado, ha prometido que el sector vacuno "no va a quedar mal" en la reforma de la Política Agrícola Común y ha subrayado que Castilla y León "seguirá recibiendo fondos de Desarrollo Rural y de ayuda a la producción de remolacha" que "mejorarán las cifras" que tuvo esta comunidad en el pasado.

  

"Tenemos ya muy definido el modelo de aplicación comarcal que garantice el apoyo a todos los sectores y a todos los agricultores sin que haya demasiadas desviaciones respecto a los niveles actuales", ha subrayado.

  

Por lo que se refiere a las fechas, el ministro ha recordado que la PAC tiene que estar cerrada a final del año y ha agradecido el "consenso básico" que han alcanzado los distintos grupos políticos españoles en el Parlamento Europeo que permita aplicar en el país una política agraria que supone "entre el 30 y el 40 por ciento de la renta de los agricultores".

  

No obstante, ha llamado a trabajar para que los agricultores "obtengan sus rentas en el mercado y sean capaces de exportar y de vender los productos con los mayores márgenes comerciales en los mercados mundiales".

 

SEGUROS AGRARIOS Y REGADÍO

  

Por otra parte, Miguel Arias Cañete ha repasado algunas de las fortalezas que, a su juicio, caracterizan el sector en Castilla y León, como la política de seguros agrarios, con una cobertura por valor de 1.500 millones y un coste neto de 75 millones aportados en un 25 por ciento por el Ministerio, o la inversión en regadíos, que ha entre el 2000 y el 2013 supuso una inversión en la región de 475 millones para cubrir 116.000 hectáreas, mientras que actualmente se encuentran en marcha otras cinco actuaciones con un presupuesto de 61 millones.

  

Así, Arias Cañete ha recordado que el 25 por ciento de todas las inversiones realizadas en España para modernización en regadíos se ejecutan en Castilla y León.

  

En cuanto al problema de la despoblación de las áreas rurales, ha puntualizado que se trata de un proceso "mundial", pero ha apostado por dotar a estas zonas de infraestructuras y fijar población en ellas, para lo cual "es necesario que la agricultura y la ganadería sean rentables y que se incorporen jóvenes a esta actividad.

  

Otros aspectos relativos a Castilla y León a los que se ha referido, ha sido el compromiso del Gobierno de conceder ayudas acopladas a los productores de remolacha azucarera y la importancia de que los elaboradores de vino se organicen para mejorar su presencia internacional como hacen otros sectores como el del aceite de oliva.