Agricultura destinará 40,6 millones para gestionar las ayudas de la PAC con anticipos "como algo normal"

Clemente asegura que no se perderán fondos europeos y se fija como reto el nuevo Programa de Desarrollo Rural

La Consejería de Agricultura y Ganadería destinará el próximo año 40,63 millones de euros de recursos propios para gestionar las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) y mantener así la posición de "liderazgo" de Castilla y León en esta materia "donde se ha valorado especialmente la agilidad y prontitud en los pagos a los beneficiarios" con una "nota destacada" en su sistema de tramitación electrónica y de simplificación administrativa --más de 94.000 expedientes que comprenden más de 200.000 actuaciones y controles de campo sobre 16.800 actas que afectan a más de 9.500 explotaciones--.



Este es uno de los principales compromisos asumidos por la consejera de Agricultura y Ganadería en su comparecencia este lunes en la Comisión de Hacienda de las Cortes en la que ha detallado el proyecto de presupuestos de su departamento para 2014, un año en el que será "algo normal" la concesión de anticipos de futuros pagos directos, como contempla el reglamento horizontal de la nueva PAC 2014-2020.
 

Clemente ha significado el mantenimiento de las ayudas de la PAC (923,84 millones de euros) y se ha comprometido también a trabajar para garantizar para la Comunidad, "participante activa en el proceso de reforma desde sus inicios", la asignación presupuestaria que ha tenido en el actual periodo de programación, tanto en ayudas directas del primer pilar como en ayudas correspondientes al desarrollo rural del segundo pilar.
 

En este punto y tras aseverar que Castilla y León no perderá fondos respecto al Programa de Desarrollo Rural 2007-2013 cofinanciado por Feader, se ha fijado como "importante reto" para 2014 la elaboración y presentación de la nueva programación de desarrollo rural para 2014-2020 para su posterior aprobación por parte de la Comisión Europea y que va a condicionar los futuros presupuestos de la Junta en esta materia.
 

Según ha detallado, en estos momentos está a la espera de la publicación de la normativa europea relativa a los fondos del Marco Estratégico Común (FEADER y Fondos Estructurales) y de la normativa relativa a la ayuda al desarrollo rural a través del Feader para el periodo de programación 2014-2020.



PROGRAMA EN JUNIO



En función de sus cálculos, teniendo en cuenta el grado de desarrollo de la normativa y si se cumplen las fechas previstas de publicación de los reglamentos y actos delegados y de ejecución "es probable" que la elaboración del programa se finalice en el mes de junio y que se pueda presentar a la Comisión Europea para su aprobación en julio de 2014.
 

La Comisión dispondrá de 6 meses desde entonces para la aprobación del mismo, "si bien desde su presentación se permite ya la ejecución de las medidas contempladas en él, incluidas la convocatoria de líneas de ayuda, situación que ya se ha contemplado en el presupuesto 2014 para poder dar la aplicación más rápida posible a las ayudas", ha asegurado la consejera.


Por otro lado, Clemente ha explicado que en 2014 seguirán en vigor los actuales regímenes de ayuda del pago único y de las distintas ayudas asociadas, como la prima a las vacas nodrizas y las medidas especificas de apoyo a determinados sectores vulnerables o de apoyo a la calidad de sus producciones, tanto en el sector vacuno como en del ovino, "todo ello ajustado a la nueva asignación presupuestaria".
 

En este sentido, ha advertido de que en el momento de la elaboración de estos presupuestos no se había publicado la nueva reglamentación de la Unión Europea relativa a los nuevos regímenes de ayuda directa por lo que no se conoce de forma precisa las dotaciones financieras ni los distintos mecanismos de ajuste que se puedan establecer por lo que se mantiene inicialmente la dotación presupuestaria que podrá revisarse.
 

Clemente, que ha destacado el "esfuerzo" del Gobierno de la nación en las negociaciones del marco financiero 2014-2020 a pesar de situaciones "muy tensas" con países netamente contribuyentes ha valorado el "éxito" final que ha conseguido un "marco financiero estable" para la financiación de una PAC "sólida y segura" hasta, al menos, 2020 en niveles como los actuales y con una aportación de un 30 por ciento de media a la renta de los sectores agrario y ganadero.
 

"No se puede poner en cuestión la gestión de los fondos", ha concluido la consejera, que ha consignado un total de 880.000 euros para que las organizaciones profesionales agrarias realicen de manera eficaz las labores de orientación, asesoramiento y formación de los agricultores y ganaderos.