Agricultura crea una ley para que las DO unifiquen su régimen jurídico en todo el país

(Foto: Chema Díez)

El acuerdo se irá adaptando el marco nacional a la evolución de las directivas comunitarias, especialmente en lo referido al control oficial antes de la comercialización de este tipo de artículos.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está trabajando en un anteproyecto de ley de Denominaciones de Origen (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) que establezca un régimen jurídico "idéntico y válido" en todo el país, independientemente del tipo de producto.

  

Así lo reconoce el Gobierno en respuesta al diputado socialista César Luena. En el texto, que recoge Europa Press, se señala que la norma tendrá como objetivo que todas las DOP e IGP supra-autonómicas presentes y futuras estén reguladas por un mismo régimen jurídico, de manera que se vaya adaptando el marco nacional a la evolución de las directivas comunitarias, especialmente en lo referido al control oficial antes de la comercialización de este tipo de artículos.

  

"Los reglamentos comunitarios establecen de manera explícita que corresponderá a las autoridades competentes de los estados miembros la aplicación de todos los elementos relacionados con el control oficial, en particular lo relativo a la protección y a la verificación del cumplimiento del pliego de condiciones, antes de la comercialización de las DOP e IGP", recuerda el Gobierno.

 

CONSEJOS REGULADORES

  

Por eso, la norma en la que trabaja el departamento de Miguel Arias Cañete pretende adaptar el marco jurídico de los consejos reguladores para dotar a estas entidades de gestión de una "personalidad jurídica propia y de un sistema de funcionamiento basado, fundamentalmente, en el derecho privado, y delimitando su naturaleza jurídica, estructura y funciones".

  

Además, la intención del Ministerio es "dotar de la máxima seguridad jurídica" a todo el sistema de DOP e IGP supra-autonómicas, concediendo a los Consejos Reguladores un "papel clave y máximo de colaboración" con la Administración central en la gestión de las figuras.

    

Aunque el funcionamiento general de los consejos reguladores se basará en el derecho privado, la norma también creará las Corporaciones de Derecho Público para aquéllos que han comunicado su voluntad de acceder a esta fórmula.

  

La Unión Europea cuenta con tres sellos que certifican el origen de los productos alimentarios: la Denominación de Origen Protegida (DOP), la Indicación Geográfica Protegida (IGP) y la Especialidad Tradicional Garantizada (ETG).

  

Con estas tres marcas se promocionan y protegen los nombres de productos alimenticios y agrícolas de calidad, además de desincentivar las imitaciones y aportar más información a los consumidores.