Agricultor y comprador: dos sectores unidos por el cereal

Agricultores y compradores viven un mismo mercado con la cosecha de cereales en pleno apogeo en Salamanca. Su visión del mercado coincide en un alto porcentaje... ¿por qué?

La cosecha de cereales está a pleno rendimiento en la provincia de Salamanca. El sector ha lanzado las máquinas al campo con el fin de seguir con un proceso que aún no ha terminado y que está dando un excelso resultado en rendimientos, no así en precios. Las dos caras de la moneda...

 

Precisamente, un agricultor y un comprador analizan cómo transcure el 'cosechón' de 2016 y cuál puede ser el futuro de los cereales en el apartado que más importa. El relativo al 'bolisllo'...

 

ÁNGEL LUIS FERNÁNDEZ (agricultor y miembro de la mesa de cereales)

 

 

"La alegría de coger los kilos está ahí, pero no se ve acompañada por el precio".

 

"Hacía muchos años que no veíamos unos precios tan bajos para el cereal como los actuales. Con los gastos que tenemos y el aumento que ha habido de producción, el margen de ganancia es el mismo que cualquier otro año o similar. La alegría de coger los kilos está ahí, pero no se ve acompañada por el precio".

 

No en vano, en la comarca de Peñaranda, en la que Fernández tiene la explotación, la cebada ha salido con una media de 3.700 kilos por hectárea, mientras que el trigo ha hecho lo propio a 3.500 kilos. "Este año es anormal, porque con precios caros la gente siempre vende, pero ahora, con este nivel, hay genete que venderá una parte si necesita dinero y otra la almacenará. Salimos de un año en el que hemos perdido dinero en el almacenaje y el profesional tiene dudas".

 

En cuanto al futuro, el valor actual de los cereales puede ser el real "porque lo marca el mercado. Con el paso del tiempo, las previsiones indican que el precio crecerá, pero como no somos adivinos, podemos equivocarnos. También influye lo que ocurra en los países del centro de Europa".

 

VÍCTOR RODRÍGUEZ (gerente de Copasa y miembro de la mesa de cereales)

 

 

"Este año la cosecha presiona mucho a la baja"

 

"La cosecha es muy abundante aunque sea irregular, pero los lugares de una calidad mediocre de tierra han dado el 'do de pecho' esta campaña. Este año la cosecha presiona, y mucho, y la oferta la tenemos a pie de casa porque el grano no cabe en las manos y tiene que salir. Eso presiona a la baja".

 

Además, la caída de los cereales de invierno está comenzando a afectar al maíz, que se había mantenido firme, "pero la inactividad de la planta de bioetanol, la caída de la venta en León... se deja notar y hay que bajar los precios para que el maíz vuelva a entrar en fórmulas y no solo el fabricante lo haga con trigo y cebada. Eso es lo que se ve a corto plazo... a la baja hasta que no se asienten las cosas".

 

"El almacenista no quiere comprar ahora y el agricultror que pueda guardará cereal, pero creo que tenemos que ir a coger un poco de cada mes. Si puedes guardar, lo mejor es vender un poco cada mes y vas a quedar bien seguro porque vender todo lo más caro posible no es real. Lo mejor es que un agricultor normal haga dos o tres ventas al año; es lo más sensato del año y nosotros picoteamos el día a día y también cerramos operaciones a futuro y no siempre acertamos, claro".

Noticias relacionadas