Afectados por preferentes retienen toda la noche a los miembros de la corporación de O Porriño (Pontevedra)

Protesta de afectados por las preferentes en O Porriño
Un grupo de personas pertenecientes a la plataforma de afectados por las preferentes de O Porriño (Pontevedra) ha retenido durante toda la noche a los miembros de la corporación municipal, a la que ha exigido una "solución política" a su problema.
VIGO, 26 (EUROPA PRESS)



El encierro comenzó tras la celebración de un pleno en la tarde del lunes, en el que se aprobó una moción de apoyo a estos afectados. La plataforma exigió entonces un compromiso por parte de los grupos políticos para que esa moción se transformase en medidas políticas reales y pidieron a los diferentes partidos que siguieran el ejemplo del alcalde de Oia y, de no llegarse a una solución, "pusieran sus cargos a disposición de los vecinos", según ha explicado a Europa Press el portavoz de los afectados, Xulio Vicente.

Vicente ha subrayado que, mientras que PSOE y BNG se han mostrado dispuestos a apoyarles, el PP "no quiso votar a favor de que se amplíe el sistema de arbitraje". "Lo que no entendemos es que, después de haber aprobado varias mociones de apoyo en los últimos meses, ahora el alcalde, Nelson Santos, diga que lo nuestro no depende de una decisión política", ha apostillado.

Según este portavoz, el alcalde 'popular' de O Porriño, "está tomando el pelo a los afectados", al sostener que "la solución al problema de las preferentes no está en manos del PP". "Se ha estado riendo de nosotros durante todo un año", ha señalado Xulio Vicente, quien ha anunciado que la plataforma mantendrá sus protestas y se presentará "en todos los plenos" para conseguir compromisos de los políticos.

Tras el pleno y, en vista de que el PP no apoyaba todas sus tesis, los afectados decidieron encerrarse y retener a toda la corporación, que permaneció en el salón plenario hasta las 5.30 horas de la madrugada. El local estuvo custodiado por la Policía Local de O Porriño que, según ha confirmado su responsable, no tuvo que intervenir por ningún incidente grave. Un grupo de afectados permanece todavía en el salón de plenos.