Afecir pide al Ministerio la continuidad hasta 2012 de la exposición del Bicentenario

Piezas. Parte de lo expuesto ya ha sido devuelto a sus dueños, pero los empresarios se propone abrir de nuevo, con un 60% de los fondos que ha habido
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ
El pasado domingo Ciudad Rodrigo echaba el cierre a la exposición La Ciudad frente a Napoleón. Bicentenario del Sitio de Ciudad Rodrigo de 1810, que desde el 22 de mayo acogió el palacio de Los Águila. El cierre era definitivo, ya que numerosas piezas de las expuestas debían devolverse a sus lugares de origen (como el Museo de Álava o los ingleses Apsley House y Army Museum), ya que la fecha de préstamo de las mismas llegaba hasta el final de la exposición. Por lo que en ningún caso Miróbriga podría volver a contar con la exposición tal y como ha sido hasta el momento.

Pero el éxito que ha tenido, con 40.507 como cifra final de visitantes, ha permitido que surja una iniciativa por la cual se podría volver a poner en marcha otra exposición. Aunque en ella no se pudiera contar con las piezas ya devueltas, podría estar conformada por los elementos “locales”, es decir, aquellos objetos que son propiedad de coleccionistas particulares de la ciudad. Esa es la propuesta de la Asociación de Empresarios de Ciudad Rodrigo (Afecir), que calcula que se podría contar con un 60% de los fondos que ha habido expuestos hasta ahora.

Requisitos
Para poner en marcha de nuevo la muestra, son necesarios dos elementos principales: el permiso del Ministerio de Cultura, propietario del palacio, y el dinero, para seguros, personal y mantenimiento. Sobre el primer requisito, Afecir envió en el día de ayer una petición al Ministerio ofreciéndose a continuar con la muestra, pagando los empresarios lo que durante este año ha sufragado el Ayuntamiento, principalmente el seguro del material expuesto. Para abrirla de nuevo, sería necesario contar con personal, para el mantenimiento del palacio y como guías de la muestra. Afecir propone realizar gestiones ante el Ecyl para contratar al personal laboral que fuera necesario de forma subvencionada.

El comisario de la exposición clausurada, José Ramón Cid Cebrián, se muestra encantado con la iniciativa, y él volvería a aportar sus fondos. Eso sí, siempre que se cumplan los requisitos para que la exposición siga siendo de calidad, con el personal correspondiente, además de los preceptivos seguros. Afecir quiere apostar por esta muestra, porque consideran que sin la exposición “de nada serviría el esfuerzo que muchos empresarios de la localidad y de fuera de ella han hecho para que esta conmemoración sirva de potenciador económico de la comarca”.