ADUS y Aquimisa se ven las caras en el derbi local

El conjunto de Avelino García parte como favorito a juicio de los dos técnicos
El equipo de la Universidad de Salamanca y Aquimisa-CB Tormes se miden mañana por la tarde a partir de las 18 horas en el pabellón Unamuno en el primer envite entre ellos de la temporada.

La trayectoria de ambos hasta este choque ha sido opuesta en lo que va de Liga, ya que mientras Aquimisa cuenta sus partidos por victorias, el ADUS no ha conseguido estrenarse aún en la competición liguera.

A juicio de Miguel Ángel San Juan, técnico local, "Aquimisa tiene la mejor plantilla del grupo y es uno de los grandes favoritos para ganar el título de la competición regular", asegura. En cuanto a su propio equipo, San Juan añade: "Tenemos las dudas de Jorge y Rubén Verde, que están tocados, y llegamos algo justos aún de preparación, aunque los primeros partidos nos han dado confianza porque hemos competido contra equipos que a priori deben luchar por los primeros puestos de la clasificación", reconoce. La motivación extra que se tiene es estos partidos será algo especial este año "ya que muchos jugadores del equipo son de fuera, pero obviamente para los cinco salmantinos sí será importante", reconoce.

Por su parte, Avelino García entrenador de Aquimisa contará a priori con todos sus efectivos para medirse al ADUS. García no esconde su rol de favorito: "Sobre el papel, eso parece, pero al final esto es baloncesto, jugamos cinco contra cinco y en esta categoría cualquier equipo te puede dar la sorpresa y sobre todo si te confías lo mínimo", dice.

"No va a ser un partido fácil porque el ADUS es un equipo duro que ha perdido por rentas cortas sus dos partidos e incluso el último, con opciones de haber ganado si hubiera acertado desde la línea de los tiros libres en el último minuto", añade el técnico visitante.

Avelino García es consciente, además, de que su equipo llegará bastante cargado físicamente a este encuentro, ya que ha aprovechado la semana sin competición para realizar un plan físico bastante duro que ayude al conjunto charro a lo largo de la temporada.

Una nueva oportunidad, sin duda, para disfrutar del baloncesto masculino de la ciudad, con el extra de competitividad que los dos equipos han mostrado siempre en sus choques de temporadas anteriores.