Adiós, Salamanca: abandonan la provincia 6.500 personas más de las que llegan

Salamanca cerró el año 2014 con un saludo poblacional negativo de 2.127 personas, por las 2.377 de 2013 y las 1.986 de 2012. La provincia sigue siendo una tierra casi sin oportunidades.

Salamanca ‘despide’ a sus habitantes… o algo parecido. Y es que, casi 6.500 personas se han visto obligadas a dejar la provincia ante la falta de oportunidades (o ante una mejor) en los tres últimos años. O lo que es lo mismo, se han ido 6.500 personas más de las que han llegado.

 

Al menos eso es lo que revelan los datos oficiales de la Junta de Castilla y León, que ahondan en las cifras poblacionales destacando que incluso la migración interior no es favorable a Salamanca ya que hay más habitantes que se van de Salamanca a otra provincia de Castilla y León que viceversa.

 

En concreto, y siempre según los datos oficiales, en el año 2014 859 personas llegaron a la provincia procedente de otra de Castilla y León, mientras que llegaron 896, lo que significa un saldo negativo de 37 ciudadanos.

 

En el caso de la llegada desde otras comunidades, Salamanca recibió 2.545 personas pero se marcharon 3.677, con un saldo negativo de 1.131 personas. Algo similar ocurrió la llegada a Salamanca desde otras provincias, con un saldo negativo de 1.169 personas, mientras que en el balance del extranjero, da como resultado positivo, 210 personas.

 

El balance de 2013, por su parte, arroja un saldo negativo también de 2.377 personas por las 1.986 del ejercicio 2012.

 

Sin duda, son cifras que arrojan pocos datos para la esperanza en el caso de que Salamanca quiera seguir creciendo o intentando conseguir nuevas oportunidades. Si se van más personas de las que llegan, es complicado.