Adiós al ‘caserío’ de la ciudad

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio lamenta “la paulatina desaparición del caserío de la ciudad” con el derribo de un edificio “racionalista” en la calle Van Dyck.

La asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio lamenta, una vez más, que en “Salamanca se sigan derribando edificios racionalistas a pesar de los esfuerzos del vigente Plan General de Ordenación Urbana por preservar algunos de ellos. En la jornada del 28 de diciembre, tras la visita de los chatarreros, ha concluido el derribo del inmueble situado en el número 48 de la calle Van Dyck. Se trataba de un edificio de estilo racionalista, en buen estado de conservación, de gran entidad, que configuraba la esquina hacia la calle Conde Cabarrús, dotando de carácter a la calle y atrapando el paisaje urbano del siglo XX y del ensanche de la ciudad”, señalan desde el colectivo.

 

Así, señalan que aunque el Plan General mde Ordenación Urbana (PGOU) catalogue 700 edificios, “es obvio que otros tantos están desprotegidos, ya que este derribo se suma a los de otros inmuebles que en los últimos años han sido víctimas de la piqueta y enlaza con los que se llevarán a cabo en los próximos meses y años”.

 

La escasa protección que reciben los edificios catalogados y la multitud de edificios que ni siquiera lo están, “obliga al Ayuntamiento de Salamanca a realizar una revisión del catálogo del PGOU ampliando datos, aumentando el grado de protección e incrementando el número de fichas o edificios catalogados. Una ciudad como Salamanca, que presume de respetar su pasado, su historia y su patrimonio no puede consentir que el principal catálogo de bienes sea una selección muy selectiva que en menos de seis años ha demostrado, con hechos, sus graves carencias y lagunas”, concluyen desde este colectivo.