Adiós a las pintadas de la Plaza Mayor y de las iglesias de San Martín y San Julián

La Comisión de Medio Ambiente ha dado hoy el visto bueno a la modificación de la Ordenanza de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos.

El Ayuntamiento de Salamanca limpiará las pintadas vandálicas de la Plaza Mayor y las iglesias de San Martín y San Julián para proteger estos monumentos. Así lo han destacado hoy los concejales de Patrimonio y de Medio Ambiente, Carlos García Carbayo y Emilio Arroita, respectivamente, quienes han acompañado a miembros de la Comisión Territorial de Patrimonio y técnicos municipales participantes en el curso “Limpieza de pintadas en la edificación y los bienes catalogados. Aspectos jurídicos y técnicos” en la prueba del sistema más adecuado para retirar los grafitis no autorizados en estos monumentos.

 

Estas pruebas, que son una prescripción de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural para llevar a cabo la actuación, permitirán determinar el método y el tipo de material que se empleará en la limpieza de la Plaza Mayor y en resto de edificios con valor cultural que estén construidos con piedra de Villamayor.

 

Dentro de la gama de materiales especializados para proyección en fachadas y superficies delicadas, se han elegido los materiales más suaves e inocuos. En concreto, se han empleado microesferas de vidrio, que se han empleado en las pintadas de la iglesia de San Román con un buen resultado, y también de otros como silicato de aluminio y piedra pómez para poder valorar su eficacia y afección a la pátina de la piedra.

 

En función de estas pruebas se determinará el presupuesto, el inicio y plazo de la actuación, enmarcada en el Plan de Actuación contra la pintadas presentado por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.

 

Este documento tiene como objetivo intensificar la lucha y la limpieza contra las pintadas vandálicas y grafitis no autorizados en la ciudad de Salamanca con el objetivo de mejorar la imagen de la ciudad, atender la demanda de los ciudadanos y proteger el patrimonio. Se trata de un completo documento con medidas concretas con el que el Ayuntamiento de Salamanca quiere agilizar el procedimiento administrativo para la limpieza de las pintadas, especialmente en los entornos protegidos; fomentar la educación y concienciación ciudadana en este asunto y disuadir sobre la práctica de estas conductas incívicas.

 

Este Plan establecía también el endurecimiento de las sanciones por la realización de pintadas vandálicas en los Bienes de Interés Cultural y catalogados. Esta medida está ya recogida en la nueva Ordenanza de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos, que ha recibido hoy el visto bueno de la Comisión de Medio Ambiente y deberá ser aprobada definitivamente por el Pleno Municipal.

 

Estufas para terrazas de invierno

Por otra parte, los concejales de Patrimonio y de Medio Ambiente han observado junto a los miembros de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural el impacto visual de las estufas de gas para las terrazas. El modelo elegido es de pequeñas dimensiones (apenas supera la altura de una mesa), carece de cableado y es de color gris, para no alterar el entorno visual de los monumentos.