Adif y Renfe pujan por la gestión de un corredor ferroviario de 2.750 kilómetros en Arabia Saudí

Adif y Renfe compiten por el contrato de gestión y operación de un corredor ferroviario que cruza Arabia Saudí de Norte a Sur y que permite tanto el tráfico de mercancías como de viajeros.


MADRID, 15 (EUROPA PRESS)



Los dos operadores ferroviarios públicos españoles reforzarían su actividad en el país y darían un paso más en las estrategias de internacionalizar sus negocios en caso de lograr este contrato.

La operadora ferroviaria y la gestora de infraestructuras, ambas dependientes del Ministerio de Fomento, presentaron este domingo, 13 de abril, una oferta conjunta ante la Saudi Railways Company para hacerse con el proyecto, según informaron a Europa Press en fuentes del sector

El contrato consiste en la prestación de servicios de asistencia técnica y consultoría para la gestión y operación del North-South Railway, un corredor ferroviario de 2.750 kilómetros de longitud ya construido que cruza el país de Norte a Sur.

En concreto, la línea discurre desde las zonas mineras próximas a Jordania (las minas de fosfatos en Al Jalamid) hasta puerto de Ras Al-Khair, y posteriormente conecta con Dammam, para transporte de mercancías; y para tráfico de viajeros, enlaza Al Haditha (frontera Jordania) y la capital Riad.

Una vez presentadas las ofertas, la Saudi Railways Company iniciará un periodo de negociación con los oferentes del contrato, cuya adjudicación está prevista para finales de año.

En caso de lograr este proyecto, Adif y Renfe reforzarán la presencia que ya tienen en el país, a través de su participación en el contrato de construcción y posterior explotación del AVE La Meca-Medina.

Las dos compañías del Ministerio de Fomento, junto con Ineco, forman parte del consorcio de empresas públicas y privadas que se hicieron con el denominado 'AVE del desierto'. El consorcio español 'Al-Shoula' lo completan las firmas privadas OHL, Cobra (ACS), Consultrans, Copasa, Imanthia, Inabensa, Dimetronic, Indra y Talgo. Esta última compañía será la encargada de suministrar los trenes.

Este grupo se encarga de montar las vías e instalar los sistemas de señalización y telecomunicaciones, la electrificación y el centro de operaciones y control de este AVE, de unos 450 kilómetros de longitud. Posteriormente, Renfe y Adif operarán y mantendrán la línea durante doce años.