Acuerdo para que los tribunales que deciden sobre la oferta de empleo municipal sean paritarios

Los grupos de la corporación pactan que haya un mínimo del 40% de mujeres entre los miembros de los tribunales que deciden en los concursos de empleo público que lanza el Ayuntamiento. Valoran el paso hacia la igualdad en un procedimiento en el que no son muchas las mujeres que participan.

Ha pasado algo desaparecibido, pero los grupos políticos representados en el Ayuntamiento de Salamanca han dado un paso adelante en busca de la igualdad entre hombres y mujeres en el sector público. Se trata de un acuerdo para que los tribunales que deciden en los concursos públicos de empleo del Consistorio estén formados de manera paritaria, es decir, con una representación adecuada de mujeres. Algo que con frecuencia no ocurre en los concursos que pone en marcha el Ayuntamiento y con lo que se quiere acabar.

 

El acuerdo se ha producido en la comisión de régimen interior bajo la iniciativa del grupo socialista, y con el apoyo primero de Ganemos y Ciudadanos, al que se ha sumado después el grupo popular. La fórmula elegida es establecer que, al menos, un 40% de los integrantes de un tribunal para seleccionar aspirantes y ganadores de un concurso para acceder a empleo público sean mujeres. Se ha puesto esta cifra por la imposibilidad de la paridad total, ya que estos órganos son impares. Así, en un tribunal con cinco personas al menos dos tendrán que ser mujeres.

 

Esto es algo que no ocurre en muchos de los concursos que abre el Ayuntamiento de Salamanca. Según la web con la oferta pública de empleo, es habitual que no se cumpla con este criterio que, en todo caso, a partir de ahora será obligatorio.

 

En este sentido, los grupos también ponen de manifiesto que es habitual que, en función del perfil de las plazas que se ofrecen, se opte por más o menos paridad. Por ejemplo, en la oferta que recientemente se ha resuelto para cubrir ocho plazas de trabajador social había mayoría de mujeres; de hecho, en este concurso todos los miembros del jurado eran mujeres. Algo que se repite en convocatorias de plazas de tipo servicios sociales. Por contra, en el tribunal que ha seleccionado a los seis aspirantes que se han quedado con las plazas de una promoción interna de la Policía Local todos los miembros del jurado eran hombres.

 

Detrás de la introducción de este criterio de mayor paridad está el objetivo de proporcionar la mayor igualdad en el acceso a los puestos de trabajo. "Que se visualice que estas medidas son las únicas que nos llevan a la igualdad", ha comentado la portavoz de Ganemos, Virginia Carrera. El concejal socialista Arturo Ferreras entiende que la medida servirá para que los tribunales valoren de manera más ecuánime, y por criterios de mérito y capacidad, las cualidades de los aspirantes para cubrir plazas, independientemente de otras consideraciones vinculadas al sexo.