Acuerdo entre Cámara y emprendedores para seguir un año más en el vivero de Ciudad Rodrigo

Instalaciones del Vivero de Empresas Iris de Ciudad Rodrigo.

La Cámara asume los costes adicionales generados por la falta de cooperación de la Diputación y firma un contrato con las tres empresas para que puedan continuar su actividad en las instalaciones.

IMPORTANTE DEUDA DE LA DIPUTACIÓN

 

La Cámara de Comercio está dispuesta a buscar fórmulas para superar la crisis abierta en los viveros de empresas por la falta de colaboración de la Diputación. La institución, representada por la diputada Chabela de la Torre en los viveros, adeuda dos anualidades de cada uno de los convenios en los que se comprometió para apoyar el sostenimiento de los viveros de Salamanca, Ciudad Rodrigo y Peñaranda.

La Cámara de Comercio e Industria de Salamanca ha llegado a un acuerdo con las tres empresas que actualmente están instaladas en el vivero de empresas Iris de Ciudad Rodrigo para renovar contrato y permanecer en las instalaciones, al menos, hasta final de año. Aunque el acuerdo se ha hecho con voluntad de continuidad, de entrada permite salvar la supervivencia del vivero, que estaba en entredicho por la negativa de la Diputación de Salamanca y el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo a sentarse a renovar el convenio que firmaron con la Cámara hace ahora cuatro años para gestionar el vivero.

 

El boicot de Diputación y Ayuntamiento, ambos presididos por Javier Iglesias, había puesto en peligro la continuidad del vivero y, por lo tanto, habría obligado a las empresas allí radicadas a trasladarse. La fecha tope para que abandonaran sus instalaciones se había fijado para el próximo día 8 de febrero, ya que no podían estar más tiempo allí por la negativa de Iglesias y de la diputada de Economía, Chabela de la Torre, representante de la Diputación en el órgano de seguimiento del vivero, a renovar el convenio.

 

Sin la firma de un nuevo acuerdo no era posible la permanencia de las empresas ya que la instalación quedaba sin marco de funcionamiento. Curiosamente, este fue un empeño personal de Iglesias hace cuatro años cuando presentó su candidatura como alcalde de Ciudad Rodrigo e incluso acudió al acto de entrega de llaves a una de las empresas que ahora se iban a quedar fuera.

 

De la Torre e Iglesias, en la entrega de despachos a Hegelmann.

 

Para hacer posible la continuidad, la Cámara de Comercio ha decidido asumir los costes de mantener abierta la instalación, un esfuerzo económico que se fundamenta en la necesidad de mantener iniciativas como esta, importantes para generar nuevas oportunidades de empleo. De hecho, y a pesar de la crisis abierta por la actitud de bloqueo de la diputada De la Torre, hay más empresas interesadas en conseguir un espacio en el vivero.

 

La falta de cooperación de las instituciones obligará a las empresas a asumir un mayor precio y una minoración de los servicios que recibirán, aunque el vivero seguirá siendo un entorno económicamente favorable para que una empresa de sus primeros pasos a un bajo coste. Las tres empresas, que ocupan a nueve trabajadores, seguirán ocupando como hasta ahora cuatro despachos.

 

Representantes de Hegelmann, antes de firmar su nuevo compromiso con la Cámara por un año para seguir en el vivero Iris.

 

Representantes de la Cámara firmaron en el día de ayer el compromiso con las tres empresas actualmente instaladas, que rubricaron de manera unánime a rubricar el nuevo compromiso ya que les permite una continuidad en las instalaciones. Se trata de Mirotec, Estudio Arquitectura y la multinacional alemana Hegelmann, que ha instalado aquí su filial para España y Portugal. Sus representantes firmaron ayer los contratos que les vinculan al vivero hasta el 31 de diciembre de 2014.

 

Con este acuerdo se evita un más que probable cierre al que el vivero se había visto abocado por el boicot al que ha sido sometido por parte tanto del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo como de la Diputación de Salamanca. El consistorio, que preside Javier Iglesias, no ha respondido a las reiteradas peticiones para renovar el convenio de funcionamiento; y la Diputación, que está representada por la diputada de Economía, Chabela de la Torre, no solo ha hecho oídos sordos a la convocatoria para dar continuidad a la instalación, sino que adeuda dos anualidades de la aportación económica a la que se comprometió.

 

Esta actitud de bloqueo por parte de De la Torre ha llegado al punto de denegar la entrada de una empresa en el vivero de la Cámara en Salamanca, Génesis, que se rige por un convenio a tres partes idéntico al de Ciudad Rodrigo, pero con el Ayuntamiento de Salamanca, y en el que la diputada también representa a la Diputación. En una decisión sin precedentes, vetó la entrada de una empresa contra el informe del cuadro técnico del vivero, formado por técnicos de la propia Diputación, entre otros. El Ayuntamiento, representado por el concejal Enrique Sánchez Guijo, ha mantenido idéntica actitud.