Acuerdo de Gernika pedirá a UE que lidere la resolución de "consecuencias del conflicto" si no lo hacen España y Francia

Representantes del Acuerdo de Gernika
Censuran el "inmovilismo" español y francés y reclaman la "implicación directa" de la UE en "el último conflicto político"


SAN SEBASTIÁN, 7 (EUROPA PRESS)

Una delegación del Acuerdo de Gernika acudirá el próximo 11 de diciembre a Estrasburgo para entregar una carta dirigida a los principales responsables institucionales de la UE, en la que insta a la Unión Europea a liderar la fase de resolución de "las consecuencias del conflicto" si no lo hacen los estados español y francés.

Esta iniciativa ha sido dada a conocer en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián por parte de Camino Saiz, de STEE-EILAS, y Joana Aurrekoetxea, de Bilgune Feminista, quienes han señalado que la delegación estará compuesta por los diputados de Amaiur Maite Aristegi y Jon Iñarritu, la miembro de EA y Bildu Lorena López de la Calle y el representante de LAB Igor Urrutikoetxea.

Según han explicado, en esa carta se solicita que la UE invite a los Estados miembro de Francia y España a abordar "las consecuencias del conflicto vasco en base los estándares internacionales de resolución de conflictos".

Los representantes del Acuerdo de Gernika reclaman que, en el caso de que no lo hagan, la Unión Europea "lidere la fase de resolución de consecuencias del conflicto de este proceso como parte implicada, en el mismo".

Asimismo, plantean que la UE haga un llamamiento para que los Estados se comprometan "a respetar los derechos humanos, finalicen con la legislatura de excepción y acaten y cumplan las sentencias del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo".

CONFERENCIA DE AIETE

Los representantes del Acuerdo de Gernika han recordado que, transcurrido ya un año de la celebración de la Conferencia de Paz de Aiete, los estados español y francés "siguen haciendo oídos sordos ante las conclusiones de la Conferencia y las peticiones y deseos de una gran mayoría de la sociedad vasca".

Además, han denunciado que ambos gobiernos "han seguido con la brutalidad policial, ordenando detenciones y encarcelaciones por razones exclusivamente políticas, mantienen en vigor la legislación de excepción, y se han dado casos de torturas", y han censurado que "no se tengan en cuenta ni se cumplan" las resoluciones del Tribunal Internacional de Derechos Humanos de Estrasburgo.

"Cuando nos encontramos en una fase de esperanza para la paz y la normalización política, los estados español y francés se niegan a poner en práctica la vía basada en los estándares internacionales para la resolución de conflictos", han insistido.

Por ello, ante "el inmovilismo de España y Francia", los agentes firmantes del Acuerdo de Gernika han decidido solicitar a la UE "una implicación directa en el proceso de paz de Euskal Herria", al ser "el último conflicto político de la Unión Europea".

"La Unión Europea ha sido galardonada recientemente con el Nóbel de la Paz. A pesar de que en algunos aspectos o procesos la aportación de la Unión Europea ha podido resultar cuestionable, es indudable la aportación de la Unión en la difusión de la cultura de paz y del respeto de los derechos humanos y civiles", han concluido.